1

IDC: El mercado de servidores 4to Q 2008 dejo pura incertidumbre

El año calendario 2008 terminó con un crecimiento moderado del 6.3% en valor y 2.4% en unidades 2009. Será un año difícil con una caída estimada de 11.1% en valor y 13.1% en unidades respecto de 2008. 

La consultora internacional IDC presentó su estudio “Argentina Quarterly Server Tracker Q4 2008”, con resultados del mercado de servidores para el cuarto trimestre de 2008, el cual ha mostrado un crecimiento de 9.4% en valor y una caída de 10.4% en unidades respecto del mismo trimestre de 2007.

Nuevamente esta gran diferencia entre los crecimientos en unidades y valor se explica por el comportamiento disímil de los dos principales segmentos de este mercado, plataforma x86 y las plataformas más robustas con procesadores RISC, EPIC o CISC.  En el cuarto trimestre el mercado de servidores estándar x86 ha comenzado a sufrir coletazos de las turbulencias internacionales alcanzando crecimientos negativos tanto en unidades como en valor por primera vez desde 2002.

De esta forma, en comparación al mismo período de 2007 el mercado se contrajo 9.8% en unidades y 12.6% en valor. La conjunción de factores económicos tales como la suba de tasas, las restricciones de crédito internacional y las fluctuaciones cambiarias provocaron un duro impacto en la operatoria de los distribuidores de volumen, quienes en su mayoría decidieron encarar un plan de reducción de inventarios con el objetivo de estar menos expuestos a una profundización de la crisis.

De alguna manera la “memoria de crisis” del mercado local actúa como un disparador de conductas cautas y esto impacta en el mercado más allá del comportamiento de la demanda del usuario final. Un capítulo aparte lo constituyeron las plataformas empresariales, para las cuales el cuarto trimestre de 2008 fue el mejor medido en valor de los últimos 7 años. El crecimiento comparado con el mismo trimestre de 2007 fue de 38.4%.

La explicación a tan excepcional resultado hay que encontrarla en la oportunidad que presentó para los departamentos de TI de grandes empresas de utilizar el presupuesto para terminar de cerrar los grandes proyectos que estaban en fase de planeación o ejecución, teniendo en cuenta que la previsión para este año es en general tendiente a una disminución de los mismos. El peso de los negocios del período estuvo orientado a las industrias de consumo más intensivo de tecnología.

El sector financiero se ha destacado como el de mayor inversión, principalmente en lo referente a renovación de sistemas “core”, nuevamente es importante remarcar que el sector no está siendo afectado en sus resultados como ocurre en otras regiones. De esta manera el segmento financiero representó el 37% del monto negociado del trimestre.

El segundo sector en importancia fue el de telecomunicaciones, que representó el 32% del valor y donde también es clave remarcar que si bien las empresas han sufrido alguna merma en su rentabilidad, la inversión tecnológica continúa incrementándose trimestre a trimestre debido a las buenas perspectivas de crecimiento que presentan sus negocios.  El panorama para 2009 se muestra bastante complicado.

A la ya mencionada cautela que domina el escenario de los distribuidores, se suma una incipiente reducción de presupuestos de tecnología en las grandes empresas. Si se tiene en cuenta que 2008 constituyó un año extraordinario en la venta de plataformas robustas, se puede apreciar que el impacto porcentual de decrecimiento de mercado será importante. Para 2009 IDC espera una reducción de ventas en el mercado de servidores en su conjunto de 11.1% en valor y 13.1% en unidades respecto de 2008.  

Entre las expectativas positivas de negocio para 2009 encontramos los planes de inversión en tecnología de distintas dependencias de Gobierno y la continua expansión de las empresas de telecomunicaciones. Ya en los primeros meses de 2009 se ha observado una mayor actividad en empresas estatales respecto del ritmo de inversión que venían sosteniendo anteriormente, para el mercado es importante que esta inversión gubernamental pueda balancear en parte la merma de la inversión privada.

A su vez las empresas de telecomunicaciones se muestran bastante sólidas de cara al futuro y con buenas posibilidades de seguir creciendo gracias a nuevos servicios. Nos encontramos ante un panorama de mercado de extrema sensibilidad, el cual requiere un seguimiento exhaustivo y permanente donde las oportunidades deberán explotarse al máximo.

Toda solución que ayude a potenciar la tasa de utilización de recursos será clave, y entre ellas seguirá ganado espacio la virtualización, ya no sólo de servidores sino también de clientes, como paso lógico siguiente para alcanzar la mejor eficiencia al menor costo. También se abre un espacio para los proyectos de tercerización parcial de infraestructura donde los servicios que brinden los “data centers” profesionales irán ganando terreno por sobre la inversión “in house”. 

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.