1

Aplique estos métodos para reducir costos telefónicos

aplique-estos-métodos-para-reducir-costos-telefónicos

Usted puede reducir sus gastos telefónicos si elimina opciones innecesarias de su factura telefónica y usa VoIP para llamadas de larga distancia.

¿Quiere oír algo increíble? Mi familia acumuló aproximadamente US$2.700 en cargos telefónicos en los últimos 12 meses. Y eso no incluye los teléfonos móviles nuevos ni el acceso a Internet por DSL, que utiliza nuestra línea terrestre. ¿Por qué tanto? Somos dos adultos y dos adolescentes.

Son cuatro teléfonos móviles y una gran cantidad de mensajes de texto. También tenemos dos líneas terrestres, una para la familia y otra para mi oficina en el hogar.

Como casi todo el mundo en estos momentos, necesito ahorrar dinero de la manera que sea, así que investigué cómo rebajar nuestra cuenta telefónica. Esto es lo que hice y lo que usted también puede hacer.

Concéntrese en el teléfono móvil
Los teléfonos móviles son el gasto más grande en nuestra familia, y probablemente en su casa también. Nuestras cuentas ascienden a más de US$160 casi todos los meses.
Pero antes de reducir sus costos de telefonía móvil, necesita saber qué es lo que está pagando. Comience por examinar su última cuenta celular, aunque no será fácil (nuestra factura más reciente de Verizon tenía 34 páginas y para entenderla hacía falta un traductor).
Encontré más información, en una forma más fácil de leer, en el sitio de Verizon en la Internet. Si usted es cliente de Verizon, podrá entrar en el sitio con su nombre de usuario y contraseña. Pulse la pestaña Mi factura, siga en la pestaña Resumen de factura y pulse el vínculo Voz. Una ventana emergente identificará cuántos minutos utilizó cada miembro de la familia durante ese mes, más el total. También puede revisar otras cuentas pasadas.
Esta información me llevó a un descubrimiento importante: nuestra familia regularmente usaba de 500 a 600 a minutos por mes, es decir, mucho menos de los 1.400 minutos por los que estábamos pagando. Ahí mismo había una manera de ahorrar dinero. ¿Pero cuánto? Eso no aparecía en la cuenta.
Eso nos lleva a ese traductor que mencioné antes. Para averiguar lo que uno está pagando, tiene que llamar al proveedor de su servicio telefónico y pasar por un laberinto de menús para poder hablar con un ser humano.
La persona con la que pude comunicarme (que fue muy cortés y entendió mi necesidad de recortar gastos) me dijo que podría ahorrarme US$20 al mes si bajaba a 700 minutos. Dijo ella que podría ahorrarme otros US$30 si eliminaba nuestra opción de mensajes de texto ilimitados.
Ahorrar US$20 de una cuenta de US$160 no parece mucho, pero es un comienzo. También puede usted reducir el costo del teléfono móvil atacando los cargos por uso, que varían todos los meses. He aquí algunas sugerencias.
Vigile los minutos: La mayoría de las compañías le dan varias maneras de mantenerse al tanto de los minutos que usted ha usado durante un ciclo de facturación. Por ejemplo, los usuarios de Verizon pueden llamar al #646 para recibir un mensaje de texto gratuito.
Bloquee la descarga de música y aplicaciones: Los niños quizás sepan que pueden bajar música y jugar juegos en sus teléfonos, pero no tienen en cuenta que eso aparecerá en la factura del teléfono. Y, además, cualquiera puede acceder a la Internet accidentalmente e incurrir en un cargo.
Busque la mejor tarifa: Comparar planes es fácil, pero trasladar a toda la familia a un nuevo proveedor del servicio telefónico puede ser increíblemente costoso. Si ha agregado miembros de la familia a su plan actual en diferentes momentos, cada número de teléfono puede tener una fecha de contrato diferente, así que no podrá mover a todo el mundo sin incurrir en varios costos de terminación. Para una familia de cuatro, los cargos pueden llegar a cientos de dólares. ¿La solución? No actualice ninguno de los teléfonos ni cambie el plan hasta que el contrato de todos se acabe. Entonces todos estarán sincronizados.
Considere un plan de pago por adelantado: Si usted usa menos de 200 minutos al mes, probablemente un plan prepagado es la mejor opción.
Fíjese a quién llama: Los números 800 no son gratis cuando se llaman desde un teléfono móvil, excepto los fines de semana. Y las llamadas internacionales, incluso a Canadá, son carísimas. Sin embargo, las llamadas a otro teléfono móvil del mismo proveedor del servicio telefónico pueden ser ilimitadas.
Asegúrese de que todos conozcan las reglas: Prohíba las llamadas telefónicas largas y casuales antes de las 9:00 p.m. los días laborables (o cualquiera que sea la hora en que termine el período pico de su servicio). También mantenga el uso de los mensajes de texto a un mínimo (tengo que admitir que esto no lo pudimos cumplir).

¿Mantener la línea terrestre?
Esta es la gran incógnita: si usted tiene teléfonos móviles, ¿necesita una línea terrestre? Muchas personas ni se molestan con ellas.
Y, sin embargo, mi familia tiene dos líneas terrestres. Nos quedamos con la línea de la casa porque mi esposa no la quiere abandonar y porque no está dispuesta a hacer que nuestros amigos se aprendan un número de teléfono nuevo para las llamadas personales. Mientras tanto, yo necesito la línea de mi oficina en el hogar para poder mantener mi trabajo y mi vida privada separados. Doy el número de mi oficina a una serie de personas con las que no quisiera compartir el número del teléfono de la casa o del celular.
A pesar de lo que algunas personas piensan, no es necesario tener una línea terrestre para hacer llamadas de emergencia al 911. Los teléfonos móviles trabajan bastante bien en una emergencia. Y si la electricidad falla, realmente son mejores que la mayoría de los teléfonos terrestres, que requieren corriente alterna.
Es cierto que una línea terrestre le da ilimitadamente las llamadas locales, las entrantes y las de números 800, y sus costos por minuto son más bajos en muchas situaciones. Otra consideración es DSL, que viene con la línea de teléfono. Si esa es su fuente de acceso a Internet, tendrá que cambiarse al cable o a una cuenta DSL que no esté relacionada con un servicio de teléfono analógico. Cualquiera de estas alternativas cuesta más. AT&T me cobraría US$10 al mes más por el paquete de DSL que tengo ahora si en casa quitáramos el servicio de teléfono terrestre. Entonces, si usted insiste en mantener su servicio terrestre, ¿cómo rebaja los costos?
Examine su factura –la local y la de larga distancia– para ver si hay cargos opcionales. Si no está seguro de lo que significa un cargo, no dude en llamar a la compañía de teléfono y preguntar.
Encontré algunas cosas en nuestra cuenta que en su tiempo parecían una buena idea, pero ya no. En nuestras cuentas locales, nos cobraban US$7 al mes por algo llamado WirePro, que es un seguro para problemas de cableado dentro de la casa. Es como tener una garantía extendida en su nuevo televisor; no tenerla es un riesgo, pero el dinero que se ahorra vale la pena.
En la factura de larga distancia, pagábamos US$9 al mes con el fin de rebajar nuestras tarifas nacionales e internacionales por minuto. Pero incluso con los costos más altos, no hacíamos suficientes llamadas de larga distancia para sumar los US$9 mensuales. Ahí van otros US$16 ahorrados, siempre que nuestros cables resistan y que no nos excedamos con las llamadas de larga distancia.


La opción VoIP
Por suerte, tenemos otra opción para las llamadas de larga distancia: la voz sobre el Protocolo de Internet (VoIP) es baratísima con minutos casi ilimitados.
Hace algún tiempo, era demasiado difícil y desagradable de escuchar, pero ahora VoIP ofrece mejor calidad y es una gran alternativa a las líneas terrestres o un gran suplemento para los teléfonos móviles. Y usted no está limitado/a a hablar con otros usuarios de VoIP.
No es que sea una opción infalible. El audio ha ido mejorando, pero todavía suena peor que una línea terrestre. Y usted tiene que mantener una computadora encendida para hacer y recibir llamadas telefónicas, o usar un hardware especial.
A pesar de estas desventajas, VoIP me pareció una buena alternativa a la línea terrestre de mi oficina, así que evalué dos servicios muy diferentes.
Usted probablemente cree que Skype es un servicio gratuito para hablar y enviar mensajes instantáneos a otros usuarios de Skype, posiblemente con vídeo. Eso es todo lo que hace el servicio gratuito, pero por un precio Skype le conectará con teléfonos de todas partes y le dará un número de teléfono para que otras personas le puedan llamar.

Phone Power, un proveedor de Voz sobre Protocolo de Internet, le permite usar su teléfono ordinario junto con un adaptador conectado a la Internet.

Si usted no realiza muchas llamadas internacionales, el sistema telefónico más atractivo de Skype le ofrece llamadas ilimitadas dentro de Estados Unidos y Canadá por US$3 al mes, o US$30 al año. Bueno, más o menos; en realidad, no es ilimitado. Usted obtiene 10.000 minutos por mes, lo que pudiera ser un problema si se pasa más de 6 horas al día en el teléfono. Y no cuesta realmente US$30 al año si es que quiere usarlo para reemplazar una línea terrestre. Mantener un número de teléfono verdadero le cuesta US$30 más al año y el correo de voz otros US$20. Pero esto representa un promedio mensual de menos de US$7, lo cual es una economía tentadora.
Desafortunadamente hay problemas más grandes. Por ejemplo, Skype no tiene capacidad para llamadas de emergencia al 911, aunque eso no sería un problema si usted tiene también un teléfono móvil. Segundo, usted no puede enchufar cualquier teléfono regular en Skype. Para superar ese problema usted puede instalar el software gratuito de Skype en su PC y enchufar un micrófono (o mejor aun, unos auriculares); por supuesto, para recibir llamadas tendrá que mantener su PC encendida todo el tiempo. Alternativamente puede comprar un teléfono autónomo de Skype que se conecta a su computadora (lo que significa que todavía tendrá que dejarla encendida) o directamente a la Internet.
Probé dos auriculares diferentes de Logitech con conexión USB, uno alambrado y otro inalámbrico. Ambos funcionaron bien. También probé el teléfono Wi-Fi de Belkin que trabaja como un teléfono móvil y se vende actualmente en el sitio de Skype por US$130. Me gustó a pesar de sus peculiaridades, pero no funciona con los “hotspots” que requieren autenticación en la Web, como los de Starbucks y Tully.
Además, la asistencia técnica de Skype es casi inexistente. Usted no la tiene ni por teléfono ni por foros de charla y el servicio tampoco parece contestar las preguntas por correo-e rápidamente… si es que las contesta.
El problema más grande para quienes quieran usar Skype como sustituto de la línea terrestre es la selección de números de teléfono. Usted no podrá transferir su número existente y es posible que no consiga un número nuevo en su prefijo telefónico. Pero si no lo consigue, siga probando; en mi segundo intento, el servicio me informó que tenía algunos números disponibles en mi prefijo telefónico.
Phone Power, otro proveedor de VoIP, ofrece una experiencia más parecida a la de una línea terrestre, pero para conocer acerca de este servicio, visite www.pcwla.com/buscar/09047401 para leer sobre el mismo.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.