1

El software no es lo suficientemente inteligente para sustituir las relaciones humanas

Los motores de búsqueda en Internet y las aplicaciones de software pueden catalogar amplios volúmenes de información, pero no son lo suficientemente listos para construir relaciones personales entre la gente, de acuerdo con el presidente ejecutivo de World-Check, una compañía que mantiene una base de datos de individuos a los que los bancos y otras compañías deberían pensarlo dos veces para hacer negocios con ellos.

La base de datos de World-Check contiene los nombres de individuos catalogados de ser de “alto riesgo”, incluyendo aquellos con reportes ligados al crimen organizado, el terrorismo o los negocios ilegales y con conexiones políticas en países sancionados por gobiernos occidentales. Otros nombres en la base de datos pudieran no tener conexiones con el crimen pero simplemente podrían ser individuos de alto perfil, tales como políticos o celebridades.

Los nombres contenidos en la base de datos de World-Check, usados por bancos y otras instituciones, fueron tomados de fuentes públicas en Internet, incluyendo reportes de medios, por un equipo interno de analistas. ”Casi siempre están -en el 99 por ciento- basados en Internet”, dijo David Leppan, presidente ejecutivo y fundador de World-Check.


Cuando una relación se establece o un individuo es identificado como de alto riesgo, World Check documenta esa relación o descripción de los individuos con vínculos a múltiples fuentes de información.

World-Check no acude a herramientas automatizadas para construir su base de datos. La responsabilidad yace en los analistas empleados por World-Check para examinar fuentes primarias de información para identificar individuos de alto riesgo y documentos con sus conexiones y relaciones con otra gente. Aunque las herramientas automatizadas son útiles hasta cierto grado en descubrir esas relaciones, tienen limitaciones, asegura Leppan.

Como un ejemplo, Leppan citó un programa de software sin nombre que fue usado por las agencias de inteligencia de los Estados Unidos y lo demostró hace varios años. El programa logró una fuerte proximidad de nombres contenidos en reportes de medios y otras fuentes para identificar relaciones entre individuos. Pero durante una prueba para ver que conexiones personales podía identificar del anterior presidente de los Estados Unidos George W. Bush, el programa devolvió el nombre de Osama bin Laden como una conexión, agregó.


“Todavía hay un largo camino por recorrer al usar aplicaciones para insinuar o identificar posibles relaciones”, considera Leppan.

Parte del desafío son los reportes de medios y otras fuentes que a menudo no establecen explícitamente que los dos individuos tienen una relación personal o de negocios, dejando que los lectores hagan la conexión. “Aún no estoy convenido de que el programa pueda leer entre líneas”, advierte Leppan.

“Usamos buenos viejos seres humanos sentados en sillas”, finalizó.

-Por Sumner Lemon
IDG News Service
SINGAPUR

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.