1

PROBAMOS LA BLACKBERRY STORM 9500

probamos-la-blackberry-storm-9500

Tras haber probado durante dos semanas el modelo Storm afirmamos que Blackberry ha dado en la tecla al crear un modelo diseñado especialmente para los fans de la tecnología y el diseño. Muchas de sus prestaciones están pensadas para sacarle todo el provecho a los servicios de la Web 2.0.

Storm, cuenta con el centro de aplicaciones que permite instalar versiones adaptadas a este modelo de BlackBerry  de las principales redes sociales (YouTube, Flickr, Facebook)
Obviamente, la Storm también permite navegar por Internet libremente y gracias a su espléndida pantalla y a que carga ágilmente las páginas, es posible visitar prácticamente cualquier site (salvo algunas excepciones, como que contenga elementos en Flash, por ejemplo).
Otra de las prestaciones para destacar es su navegador GPS, lo utilicé en una pequeña Ciudad a 500 Km de Buenos Aires y funcionaba perfectamente, hasta hice la prueba paranoica de cruzar la frontera con Uruguay y me marcaba con un error no superior a 3 metros, si estaba en un país o en otro, sinceramente impresionante.
La BlackBerry Storm es un modelo 3G. Sin embargo, debido a que es un teléfono pensado para navegar por Internet, se extraña que no tenga la opción de una conexión WiFi.
Storm vs. iPhone
Es imposible, no pensar en comparar a este modelo de BlackBerry con el iPhone 3G, ambas  pantallas tienen un tamaño similar, pero en el caso de la Storm aprecio sobre el iPhone que es háptica. Genera una pequeña vibración cada vez que se presiona haciendo su uso más intuitivo y natural.
Ambos modelos cuenta con un acelerómetro, que cambia la pantalla al formato vertical u horizontal en función de su posición.
Con respecto a la cámara, cuenta con autofocus y flash integrado. La resolución es bastante aceptable: 3,2MP (el iPhone se queda en sólo dos).
La memoria interna no es holgada (256MB de RAM y 1GB de eMMC), pero incluye una tarjeta MicroSD de 8GB (admite de hasta 16GB) en la que almacenar todo tipo de archivos.
Packaging
La Storm viene en una elegante caja que denota que uno adquiere un producto importante.

 

Al encenderla la primera vez solicita una serie de acciones para configurar y personalizar el equipo.
Es algo que corroboré por comentarios en la Web, ya que la recibí correctamente configurada.  Sin embargo, es un trámite sencillo e intuitivo. Además, permite elegir el tipo de teclado virtual que se quiere utilizar y personalizar la fuente que se mostrará en los textos.

El paquete de ventas contiene:
Un cargador con varios adaptadores para enchufarlo en distintos países. Al ser un teléfono cuatribanda (850/900/1800/1900) funciona prácticamente en todo el mundo.
Una funda semirrígida para protegerla de rozaduras y golpes.
Una gamuza para limpiar la pantalla.
Auriculares estéreo con función manos libres.
Tarjeta MicroSD de 8GB que se coloca bajo la tapa, sin necesidad de quitar la batería.
Cable USB para conectar la BlackBerry a una PC y un CD con aplicaciones.
Su tamaño la coloca en el segmento ejecutivo y elegante (112,5 x 62,2 x 14 mm) y el peso (155 gramos) tampoco resulta agradable. La pantalla y las teclas se bloquean y desbloquean fácilmente con un simple clic en la parte superior izquierda.
Al tacto resulta agradable. Tiene un aspecto robusto, distinguido y de características exclusivas
La batería,  no es su punto fuerte. Su formidable pantalla hace que se agote pronto, pero con un uso más o menos intensivo es necesario cargarla todos los días.

(+) A favor
La pantalla táctil háptica.
Integra navegador GPS.
(-) En contra
No tener WIFI
A veces le cuestan algunos procesos y se pone lenta.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.