1

¿Los nuevos cambios de Facebook favorecen la privacidad de las empresas?

Facebook determinó y simplificó todos sus controles de privacidad, este tema que había resultado de particular interés para todos los usuarios: más de diez millones de nuevos usuarios desde que se anunció el cambio de condiciones de privacidad, decidieron sumarse a Facebook en respuesta aprobatoria a los cambios establecidos.

¿Cómo debemos programar los controles de privacidad en Facebook?

Los controles en Facebook se despliegan sobre un total de extenso formulario con seis pantallas y numerosas opciones que el usuario puede fiscalizar determinando  varios niveles:

50 parámetros que incluyen más de 170 opciones posibles, las cuales sistematizan todas las variables efectivas, argumentadas por Facebook como unaentrega del control exhaustivo sobre todas las opciones posibles al usuario.

La política de privacidad de Facebook es nueve veces mas larga que esta nota, con algo más de 5300 palabras, un verdadero contrato complejo, inclusive si lo comparamos con otros como LinkedIn por ejemplo.

Si amalgamamos la apatía habitual de los usuarios con la complejidad para configurar la privacidad de Facebook encontramos como resultado lógico, que todo cambia para que nada cambie. Naturalmente pocos usuarios se toman el trabajo de cambiar sus opciones de privacidad, y la gran mayoría opta por hacer propias las opciones que vienen por defecto (y que cada cierto tiempo siempre son variadas por Facebookpropiciando una apertura).

Cada usuario tiene necesidades de privacidad diferentes dependiendo de su situación y de una variedad extensa de parámetros, mientras que el objetivo de Facebook procura llevar la mayor cantidad de información al lado público para poder ofrecer mayor material por usuario a sus anunciantes y de esa forma lograr un mayor ratio de resultados en las campañas.

Podemos sospechar que con total seguridad este último cambio en las normas de privacidad fue cuidadosamente estudiado, por conocer íntimamente el comportamiento de los usuarios y generar el menor cambio en la información de la cual Facebook necesita acceder.

Marc Zuckerberg en el Washington Post declaró que Facebook pudo “haber ido demasiado rápido” y realizó el anuncio de nuevos controles de privacidad (ante la enorme presión de campañas alrededor del mundo que afectaban el valor de la marca).

Facebook presentó el cambio, con una entrada en el blog, “Making control simple“,  y un vídeo de Mark Zuckerberg ilustrando sobre el tema.
Agregan un panel de control principal en el que emergen tres niveles concretos (solo amigos, amigos de amigos, o todo el mundo) y los diversos tipos de contenidos, a los que los niveles se aplican de forma retroactiva.

En dicho panel, establecen una configuración recomendada, que el usuario puede conservar o modificar, y conserva los controles anteriores para permitir  un ajuste más detallado.

Se optimizaron las opciones de control sobre la plataforma de aplicaciones y se extendió el control sobre los datos básicos, dos críticas que se habían planteado de forma tenaz.

Si bien este conjunto de normas de privacidad atañen exclusivamente a los usuarios, son estos parte de las empresas y por carácter transitivo queda en juego la privacidad de las empresas en este contrato.

Sin dudas el cambio ha resultado positivo, y ha expuesto un tema que era necesario discutir a escala global. Ciertamente, este debate abre nuevas perspectivas y crea reglas a seguir para todos los jugadores y fundamentalmente para los usuarios.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.