1

Proteja su tecnología y sus ganancias

proteja-su-tecnología-y-sus-ganancias

Sepa cómo controlar las amenazas energéticas y proteger sus valiosos datos en casos de sobretensiones, cortes o caídas de tensión.

Por  Ricardo Lubschik, Country General Manager de APC by Schneider para Cono Sur

Como propietario de una pequeña o mediana empresa, usted probablemente haya tenido que superar pérdidas de datos o daños irreparables. Para ellos, existen los sistemas de Potencia Ininterrumpida, más conocidas como las UPS, que son dispositivos que proporcionan energía eléctrica tras un apagón a todos los dispositivos que tenga conectados. Una de las principales  funciones de las UPS es la de mejorar la calidad de la energía eléctrica que llega a las cargas, filtrando subidas y bajadas de tensión y eliminando armónicos de la red en el caso de usar Corriente Alterna (aquella corriente eléctrica en la que la magnitud y dirección varían cíclicamente).

Los sistemas de Potencia Ininterrumpida (UPS) presentan características innovadoras con uso eficiente de energía que disminuyen el consumo, ya sea que necesite respaldo para sus computadoras en estaciones de trabajo y los periféricos conectados, sus discos externos de almacenamiento u otras aplicaciones.

Las UPS dan energía eléctrica a equipos llamados cargas críticas, como pueden ser aparatos médicos, industriales o informáticos que, como se ha mencionado anteriormente, requieren tener siempre alimentación y que ésta sea de calidad, debido a la necesidad de estar en todo momento operativos y sin fallos (picos o caídas de tensión).

Características que garantizan la confianza contra las amenazas energéticas.
Tomas de salida aptas para ahorro de energía: Estas tomas con ahorro de energía únicas en su clase interrumpen automáticamente el suministro de energía a las tomas de salida controladas cuando la computadora que está enchufada a la toma de salida receptora se considera inactiva. Esta funcionalidad elimina el desperdicio de electricidad, o “cargas fantasmas”, lo que genera un ahorro en los costos de unos US$40 a 50 al año por cada estación de trabajo.

Regulación automática de tensión (AVR) con eficiencia energética: La tecnología AVR se ajusta a sobretensiones y caídas de tensión sin utilizar la batería. El transformador se acciona solo cuando es necesario y se desactiva automáticamente en lugar de utilizar electricidad extra cuando la energía del suministro de red está estable. A su vez, usted conserva energía y preserva la batería para cuando más la necesite.

Cuando se habla de energía pueden surgir incidentes, hay varios tipos de accidentes que pueden ocasionar terribles pérdidas en su estación de trabajo. Éstas son:

Caída de tensión:
La caída es una disminución en los niveles de tensión por períodos breves. Éste es el problema energético más común; representa el 87% de las irregularidades en el suministro eléctrico según un estudio desarrollado por Bell Labs.
 

CAUSA –
Las caídas de tensión suelen ser el resultado de la demanda de energía para el encendido de diversos dispositivos eléctricos (por ejemplo, motores, compresores, ascensores y herramientas empleadas en comercios). Las compañías eléctricas recurren a las caídas de tensión para responder a la demanda extraordinaria. Por medio de un procedimiento llamado “caídas rotativas”, las compañías disminuyen sistemáticamente los niveles de tensión suministrados en áreas determinadas durante horas o días enteros. En días de verano calurosos, cuando las exigencias de los equipos de aire acondicionado alcanzan niveles máximos, suele recurrirse a las caídas rotativas.
 

EFECTO –
Una caída de tensión puede privar a la computadora de la potencia que necesita para funcionar y provocar el bloqueo del teclado así como fallas del sistema. En ambos casos, el resultado final es la pérdida o alteración de los datos. Además, las caídas de tensión reducen la eficiencia y vida útil de los equipos eléctricos, en especial de los motores.

Corte de corriente:
Pérdida total del suministro proveniente de la compañía eléctrica.

 

CAUSA –
Los cortes de corriente se producen cuando la red eléctrica se ve sobreexigida como consecuencia de tormentas eléctricas, congelamiento de líneas de alta tensión, accidentes automovilísticos, cortes de cables causados por retroexcavadoras, terremotos y otras catástrofes.
 

EFECTO –
El trabajo en progreso almacenado en la memoria RAM o antememoria se pierde. También puede sufrir daños la tabla de localización de archivos (FAT), lo que ocasionará la pérdida total de la información grabada en el disco rígido.

Sobretensión transitoria:
También llamada impulso, la sobretensión transitoria es un aumento muy significativo en los niveles de tensión, que dura un instante. Con una fuerza similar a la del maremoto, la sobretensión transitoria puede llegar a los equipos electrónicos a través de las líneas de CA, de redes, de las líneas seriales o telefónicas, y dañar o destruir por completo los componentes.

 

CAUSA –
Las sobretensiones transitorias suelen producirse cuando cae un rayo en un área cercana a la propia. También se presentan sobretensiones transitorias cuando el servicio eléctrico reactiva el suministro tras cortes provocados por una tormenta o un accidente automovilístico.
 

EFECTO –
Las piezas de hardware sufren daños catastróficos. Se pierden los datos.
Sobretensión:
Aumento en la tensión durante un período breve que, por lo general, dura 1/120 de segundo como mínimo.
 

CAUSA  –
Las sobretensiones se producen ante la presencia de motores eléctricos que demandan mucha potencia, como aparatos de aire acondicionado y electrodomésticos, en áreas próximas a la propia. Al desconectarse estos equipos, la tensión sobrante se disipa en la línea eléctrica.

EFECTO –
Las computadoras y otros equipos electrónicos sensibles similares están diseñados para recibir niveles de potencia dentro de ciertos límites de tensión. Si la tensión recibida no respeta los niveles de valor de cresta y valor eficaz (tensión “promedio”), los componentes delicados se ven sobre exigidos, lo que puede ocasionar fallas prematuras.

Ruido:
El ruido eléctrico, que en términos técnicos se conoce como interferencia EMI/RFI (interferencia electromagnética/radioeléctrica), genera fluctuaciones en la onda sinusoidal uniforme que debería caracterizar el suministro proveniente del servicio eléctrico.

CAUSA –
El ruido eléctrico es provocado por factores y fenómenos diversos, tales como caída de rayos, conmutación de cargas, generadores, radiotransmisores y equipos industriales. Puede ser intermitente o crónico.

EFECTO –
El ruido causa problemas técnicos e incorpora errores en programas ejecutables y archivos de datos.
Estas fluctuaciones de la energía no sólo pueden causar daños permanentes a equipos electrónicos sensibles y de gran valor, sino que también suelen provocar inactividad de los equipos, disminución de la productividad y pérdida de datos críticos para las empresas.

 

 

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.