1

Las empresas hacen una lamentable baja inversión en seguridad

las-empresas-hacen-una-lamentable-baja-inversión-en-seguridad

Una nueva encuesta reveló que empresas de Estados Unidos y otras organizaciones están perdiendo miles de millones de dólares debido a robos o pérdidas de computadores portátiles. Incluso, dos tercios de esas organizaciones no tienen implementadas prácticas básicas de seguridad, como el cifrado de la información, la copia de seguridad y las tecnologías anti robo.

El estudio denominado “The billion Dollar Lost Laptop Problem”, realizado por IntelCorporation y el Instituto Ponemon durante septiembre de 2010, analizó el alcance y las circunstancias que afectan a las empresas, por la falta de computadores portátiles. La encuesta arrojó que de las 329 organizaciones analizadas, todas en conjunto perdieron más de 86.000 equipos, evaluados en 2,1 mil millones en total.

“Teniendo en cuenta estos resultados, apenas se puede con el concebir el impacto financiero significativo que conlleva la pérdida de computadores portátiles”, dijo Anand Pashupathy, gerente general de Intel para Servicios Anti Robo. “Más sorprendente, teniendo en cuenta la vulnerabilidad de los ordenadores portátiles y sus datos, es que la mayoría de estas empresas no están tomando las precauciones básicas, incluso para protegerlos.”

Intel encargó el estudio para ayudar a desarrollar y mejorar sus tecnologías de seguridad, incluyendo Intel ® Anti-Robo Tecnología, que ayudan a proteger los dispositivos portátiles y sus datos, y así destinar esfuerzos a avanzar en esta materia en la industria, para brindar soluciones a este problema.

En la mayoría de los casos, las empresas se han visto afectadas por violación de los datos, pérdida de la propiedad intelectual, disminución de la productividad, además de gastos legales y reglamentarios, entre otros.

El estudio establece que durante la vida útil del equipo (3 años) existe una probabilidad entre 5 y 10 por ciento de los empleados extravíen o bien sean víctimas de robo de sus computadores portátiles, dependiendo del área en el que se desempeñen. De las once industrias encuestadas, las instituciones educativas y de investigación poseen una alta tasa de robo o pérdida de equipos, equivalente a casi el 11 por ciento de su flota total. Las instituciones financieras marcaron los mejores indicadores, perdiendo sólo un poco más de un 5 por ciento.

Importantes lagunas en la protección de datos

“Si bien las organizaciones son conscientes del problema de la pérdida de los computadores portátil, quedó de manifiesto que la mayoría de las organizaciones, incluidos los trabajadores, directores de TI y directores financieros, no entienden completamente el efecto adverso que puede tener la pérdida de equipos en el balance de resultados”, dijo Larry Ponemon, presidente y fundador del Ponemon Institute. “Si lo hicieran, serían mucho más diligente en la protección de sus flotas portátil.”

Los principales métodos de mantenimiento de flotas de equipos móviles de seguridad -cifrado de disco duro, datos de back-up y tecnologías anti-robo- están lejos de ser una política generalizada a nivel corporativo. Mientras que el 46% de los sistemas que almacenan la información confidencial de las empresas, sorprendentemente sólo el 30% de esos sistemas fueron cifrados, y sólo el 10% tenía otras tecnologías anti-robo. Posiblemente, lo más sorprendente, el 71 por ciento de los portátiles perdidos no poseían una copia de seguridad, de modo que las organizaciones perdieron no sólo datos confidenciales, sino también trabajos en curso.

¿Cuál es el paradero de esos computadores portátiles?

El estudio confirmó que el 25% de las personas que han robado computadores son catalogadas de ladrones, aunque se sospecha que otro 15% también lo es. El 60% restante lo considera sólo una simple falta.

El estudio analizó los tres entornos principales donde los trabajadores más a menudo participan de lugares públicos con sus equipos: los terminales de transporte, por ejemplo, en aeropuertos, estaciones de trenes o taxis. En menor medida en los hogares, salones dentro de las empresas o habitaciones de hotel, incluso en las propias oficinas.

Mientras que la mayoría podría sospechar que los terminales de transporte poseen una probabilidad mayor de robos de computadores, sólo un tercio se pierden allí. En el 40% de los casos, los computadores se pierden en lugares que son considerados benignos. El 12% se pierde en oficinas de empleados y otro 12% desaparece sin explicación alguna. Sólo el 5% de todos los ordenadores portátiles que se pierden son recuperados.

Los lugares de transporte de público son la segundo alternativa al momento de sustraer computadores portátiles. Según compañías de informes, el 48% de los robos se realiza precisamente en estos lugares, los que por tanto registran las mayores tasas de robos, mientras que sólo el 27% se realizan en lugares alejados de estos espacios.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.