1

¿Por qué no necesita una estrategia de cloud computing?

¿por-qué-no-necesita-una-estrategia-de-cloud-computing?

A la hora de abordar un modelo de cloud computing hay que pensar al menos en cinco cosas importantes: entender la nube y sus beneficios para el negocio, racionalizar qué aplicaciones hay que subir a la nube, tener un gran plan, evaluar todas las opciones y, aunque se reconozca la inmadurez de cloud, no hay que dejar que esto nos detenga.

Las empresas, a la hora de adoptar un nuevo modelo tecnológico, suelen crear toda una “estrategia” en torno a ésta con el fin de garantizar que sus inversiones logren el mayor retorno. Ya ocurrió así en la década de los noventa con la adopción de Linux y en la última década ha sucedido lo mismo con la virtualización. Actualmente es el modelo de cloud computing el que está acaparando la atención de las organizaciones y sobre el que éstas ya están trabajando una estrategia.
Pero, más allá de abordar cloud como una gran estrategia, las empresas deben ver cloud con una perspectiva diferente. Presentamos cinco aspectos importantes en los que debe pensar una empresa a la hora de identificar las áreas propicias para la adopción de modelos en la nube y que conduzcan a una estrategia exitosa de TI:
1. Entender la nube y sus beneficios para su negocio: No todas las nubes son creadas iguales. Hay muchas opciones, desde las aplicaciones alojadas en una infraestructura hospedada – Software como Servicio (SaaS), Infraestructura como Servicio (IaaS) y otras funcionan en las instalaciones propias de la empresa. Cada uno de estos modelos tiene ventajas significativas, pero sólo cuando se ven aplicados en el contexto en que encajan con sus operaciones actuales. Es necesario comprender cómo cada uno de estos sistemas puede aumentar su estrategia de TI para alcanzar los beneficios de eficiencia y agilidad.
2. Racionalizar que aplicaciones debe subir a la nube: Si los servicios existentes, tales como CRM y e-mail están funcionando bien usted ganará muy poco si realiza la transición a la nube. De hecho, este tipo de cambios puede provocar confusión y finalmente, el rechazo del usuario. Sin embargo, si usted está implementando estos servicios por primera vez, la nube puede proporcionarle los beneficios y ahorros de costes que usted necesita. Esta misma regla se aplica a los modelos de nubes IaaS. En lugar de tratar de reemplazar la infraestructura existente que ya está operativa, debe identificar las cargas de trabajo que son dinámicas o nuevas que constantemente requieran atención en la infraestructura para poder aprovechar los beneficios del cloud.
3. Piense en pequeño, pero con un gran plan: Comienza con un piloto. 2010 fue el año de la definición de la nube y 2011 será el año de ejecución del modelo cloud computing. James Staten, analista de Forrester Research, predijo recientemente que muchos tratarán de implementar una nube privada, pero muchos de ellos no lo harán. La clave está en empezar poco a poco e identificar áreas en las que puede extender su actual estrategia con las nuevas tecnologías para entender su impacto. Para las nubes IaaS, lo más fácil es comenzar a través de sus estrategias de virtualización actuales, ya que la nube utiliza la virtualización como una tecnología fundamental. Ya se trate de desarrollo, pruebas, o nuevos entornos de aplicaciones web, la computación en la nube puede ser implementada rápida y fácilmente con una alta probabilidad de éxito.
4. Evaluar todas las opciones – piense con agilidad: Hay muchas opciones a la hora de aplicar una solución en la nube. La elección entre una nube pública o privada debe hacerse en base a factores como el coste, la seguridad, la disponibilidad y el control. Cada modelo de implementación tiene sus pros y sus contras: el objetivo es optimizarlos para los requisitos de su negocio. Si usted va a elegir construir su propia nube, los proveedores pueden ayudarle a lograr esto. La portabilidad y flexibilidad son elementos importantes a considerar. Usted tiene que elegir una solución que funcione dentro de su sistema, pero también que no se bloquee en un entorno específico. Además, una solución que le de la capacidad de migrar a las nubes públicas en el futuro demostrará ser muy valiosa.
5. Reconocer la inmadurez del cloud computing, pero no deje que eso le detenga: Cloud computing es un nuevo paradigma en TI. Tiene algunos problemas como la seguridad de los datos y el cumplimiento, pero los nuevos avances que aparecen cada día hacen que el modelo cloud siga evolucionando hasta el siguiente nivel. En toda la industria, hay más compañías y desarrolladores que trabajan en el avance de este segmento de negocio que en muchas de las aplicaciones tradicionales. Por ello, usted no quiere quedar atrasado en la curva de la próxima ola de innovación. Al reconocer su falta de madurez y aplicando las aplicaciones y cargas de trabajo cuyo riesgo pueda manejar, obtendrá el beneficio de salir delante del movimiento y entender verdaderamente la tecnología al mismo tiempo que ésta madura; viendo cómo puede convertirse en un arma increíble en su estrategia de TI.
Cloud computing es un movimiento nuevo y emocionante que promete traer muchos beneficios a las empresas de todo tipo de tamaño. Tomando unos simples pasos para entender cómo integrarlo en su estrategia empresarial existente, frente a su tratamiento como un proyecto independiente estratégicamente, aumentará la probabilidad de éxito y logrará simplificar la transición a esta nueva forma de servicio de TI.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.