1

Google+ llega para cambiar la estrategia “social media” de las empresas

El gigante de las búsquedas ha lanzado su nueva apuesta de red social tras haber aprendido del fracaso de su plataforma anterior Wave. Lo interesante de esta nueva apuesta es que tendrá gran implicancia para el futuro del marketing de medios sociales y el relacionamiento más seguro con las empresas.

El esperado Google+ ya está en marcha, aunque de momento para un número limitado de usuarios. El servicio es la estrategia y apuesta más reciente de Google por adentrarse en el terreno de las redes sociales y con el que pretende seducir a algunos de los millones de usuarios de Facebook con nuevas características, con unas directrices de privacidad más claras y con formas intuitivas para buscar y compartir contenidos.

Por supuesto, muchos de los usuarios ya están utilizando otros servicios de Google. Al crear una cuenta con Google+, se te da la opción de subir tus álbumes de Picasa y los contactos de Gmail.

Además, muchas de sus características son muy similares a las que hay en Facebook: hay perfiles y “amigos”, así como una característica parecida el Me gusta, y denominada llamada Google +1, así como un servicio de noticias y mensajería. Sin embargo, Google+ también supone la introducción de un par de características nuevas, que podrían ser suficientes para atraer a los usuarios de Facebook.

Una de estas novedades son los grupos de amigos, donde un usuario puede establecer quien ve sus mensajes, imágenes y otros contenidos. Es el avance más importante que Google+ ofrece con respecto a sus rivales. Los usuarios también pueden crear grupos de chat de vídeo, y seguir a las celebridades u otras personas interesantes, al estilo de Twitter. Por último, los usuarios pueden crear páginas de intereses (similar a las páginas personalizadas de Google News), que transmitirán el contenido relevante directamente en su plataforma de medios de comunicación social.

Nuevo acceso al marketing empresarial

¿Qué significa todo esto para las empresas? Los negocios deben aprovechar la plataforma para comunicarse con los clientes.

Dado que uno de los principales valores de Google+ se encuentra en sus opciones para compartir contenidos, las empresas no podrán controlar la información enviada entre unos pocos pero bien interconectados usuarios, estrategia válida para otras redes sociales como Facebook y Twitter.

Así, Google+ reforzará aún más el hecho de que tener un gran número de seguidores o amigos no es tan importante (al menos para las empresas) sino que lo fundamental será tener los que comparten muchas informaciones con sus contactos y círculos de amigos, con el fin de que la información sea aún más viral. Y dado que las relaciones ya no se definirán simplemente como “amigos” o “seguidores,” las empresas deberán adaptarse a estos cambios.

En primer lugar, porque la barrera de conseguir que algo se viral en una plataforma como Google+ es más difícil, y el contenido tendrá que ser más interesante. Las empresas tendrán que trabajar aún más duro para construir y mantener relaciones con sus clientes.

En general, las empresas tendrán que empezar a considerar el poder de cada relación, no sólo su tamaño. La introducción de los límites de Google+ a la hora de compartir información es un valor añadido y deseable para los usuarios, pero un obstáculo enorme potencial para las empresas.

Así, y después de que la primera ola de redes sociales obligó a las empresas a ser más transparentes y convincentes, esta nueva ola exigirá que las empresas se tomen las relaciones con sus relaciones con más seriedad.