1

Fiction City, “la red social” de los artistas

Silvio Pestrin Farina - CEO & Founder Fiction City

Con el lanzamiento mundial de FictIon City en Barcelona, capital mundial de la cultura, Silvio Pestrin Farina ha demostrado la utilidad potencial que tienen las redes sociales de la Web 2.0 para la integración de artistas de diferentes ramas, que intentan resaltar en una sociedad altamente competitiva en donde la moneda patrón es la información y el conocimiento en tiempo real.

La creatividad ha tomado el poder en el mundo de las redes sociales, y demuestra que las oportunidades siguen estando a la vuelta de la esquina en el mundo de la tecnología.
Silvio Pestrin Farina, es un verdadero Leónidas de Internet, como parte del grupo fundador de Patagon, supo forjar muy buena experiencia en negocios ON Line y hoy se posiciona en modelo de negocios concreto, con monetización real y en un segmento muy dinámico y desafiante.
Muchas veces se objeta que el uso de estas redes representa cambiar radicalmente la visión y perspectiva habitual de la difusión del arte y desarrollo profesional de los artistas. De cara a una idea de integración de los artistas según su rama artística, significa apostar por un modelo de profesionalismo basado en la construcción colaborativa y democrática del conocimiento y el crecimiento profesional.
Fiction City se presenta con una clasificación de los distintos tipos de rama del arte en Internet.

Un Hubble para descubrir nuevas estrellas
Los blogs como medio de expresión, los portales web de arte, las aulas virtuales, los espacios de intercambio de archivos multimedia (de fotos, videos o archivos de audio), entre las riquezas que ofrece la web 2.0 están viviendo un verdadero Big Bang y popularizándose entre la comunidad de artistas a nivel mundial.
Este Big Bang produce caos, y si bien dentro del caos, siempre se conjuga un orden relativo, los artistas de todo el mundo encuentran gran dificultad para llevar su talento a un estadio superior, que le permita vivir de lo que hacen.
La mayor parte de los artistas eran indóciles al uso de una PC, la percibían como una herramienta ajena y extraña al mundo del arte e inclusive consideraban poco profesionales las expresiones de arte digital, eran “rara avis”, quienes en aprovechaban al mundo de Internet como un atractor para potenciar el talento.
La evolución geométrica del conocimiento permite que los escenarios puedan variar de forma contundente en muy poco tiempo y la realidad ha variado el contexto en el mundo del arte. ,
Los artistas se han transformado en un grupo social sensible a la necesidad de utilizar Internet no solo como un elemento de ocio o de comunicación personal, sino también como una herramienta perfeccionamiento y crecimiento profesional.
Por esta razón Fiction City promueve las condiciones adecuadas para que la red social de artistas, genera comunidades virtuales de artistas que empiezan a brotar, a propagarse y crecer en la red.
Aquello que hace una década era prácticamente eran inimaginable, hoy es una realidad concreta, y acentúa el valor global de conjugar religiones, pensamientos políticos, géneros, condiciones sociales y culturales bajo un mismo ámbito común.
Fiction City promueve la utilidad potencial de esta red social para la difusión continua de la obra de un artista planteada desde la colaboración e compensación de experiencias y de conocimiento artístico.
Esta idea planteada por Fiction City requiere cambiar radicalmente la visión y perspectiva tradicional de un artista y de su crecimiento profesional.
Esta nueva mirada del mundo del arte, bucea hasta lo más profundo de las raíces creativas de la sociedad global e invita a apostar por un modelo de profesionalidad artística asentado en la construcción colaborativa y democrática del arte como nexo del género humano.
Las redes sociales nos permiten intercambiar información, planificar, debatir, tomar decisiones de forma centralizada, el espíritu de Fiction City le permite al artista pasar a la acción, coordinar esfuerzos, ilusiones, perspectivas e y concretar sueños.
Desde esta red social accedemos a un nuevo concepto de aldea global y penetramos la dermis del talento humano, expresado en arte sobre la que se sustancia el valor de la base de conocimiento humano.
Este concepto es a todas luces una expresión humana que engloba, naturalmente, un imaginario de opiniones, conjeturas e esperanzas de la sociedad del conocimiento en la que queremos vivir.
La arquitectura de una conciencia colectiva en lo referido al arte es un camino que penosamente puede abordarse desde la soledad de un estudio o un atelier.
Es necesaria la práctica colaborativa, del intercambio y apoyo entre los artistas, y las empresas que canalizan todas las formas de arte.

El impacto de Fiction City en la creación de una comunidad de artistas
Ya nadie discute la permeabilidad de Internet como medio de comunicación para conectar al mundo, un hecho totalmente relevante para la vida de un artista, que conjuga su obra desde la soledad, pero necesita de la masividad para difundir su obra. Dentro del fenómeno social de la Web 2.0 podemos reconocer tipos de redes diferentes
•Redes sociales temáticas con un interés específico (Ej.; Fiction City)

•Redes sociales generalistas de mega comunidades (Ej.; Facebook, Twitter, con foco solo en la masa crítica.)
•Redes sociales abiertas para compartir archivos de forma horizontal, videoclips o presentaciones o fotografías, (Ej. YouTube, Flirck, con foco en disponibilizar contenido de un formato único)
Las redes sociales temáticas – como Fiction City- no se dirigen al público en general, son grupos de potenciales usuarios vinculados por su afinidad con las diferentes ramas del arte: la música, la escultura, la literatura, la fotografía, la danza, el teatro, la arquitectura, etc. En este tipo de redes lo apreciable, sugestivo y ventajoso no es el “total” de miembros unidos a la red social, sino los “atributos” de la participación y comunicación entre los actores de la comunidad virtual.
Fiction City permite que cada artista que se integra la red, armar su propio currículo artístico, aportando información, experiencias, comentarios, con archivos de video, imágenes, textos que son percibidas como interesantes por la comunidad estableciendo de esa forma su reputación y su imagen, sin la intervención de Fiction City.
La filosofía de Fiction City se basa en el principio de comunidad no jerarquizada, que vincula a los usuarios mediante una rama del arte común y una plataforma web que permite a los usuarios operar de manera sencilla e intuitiva en lo que se conoce como ‘ámbito de las 3Cs’: contenido, construcción y colaboración”.
Innovar sobre la propia práctica.
Fiction City se constituye como comunidad de aprendizaje con un grupo social de artistas que interactúan, a través de la red, de forma continuada para intercambiar información, ideas y experiencias con el objetivo de trascender y potenciar el desarrollo personal y profesional de cada miembro.
El trabajo colaborativo a través de Fiction City presenta dos elementos básicos e interconectados: el tecnológico y el humano.
El componente tecnológico lo conforman: una plataforma pensada para construir la imagen del artista en el medio más adecuado a cada caso (voz, imagen, video, texto).
El componente humano es central a toda la plataforma, solo la capacidad de exponenciar el talento garantiza la generación de valor real que transforme nuestra sociedad global.
Gracias a sofisticadas herramientas de búsqueda facetada de información se han establecido modelos de inteligencia que permite segmentar perfiles y preferencias que ayudan a ubicar lo que uno busca en el lugar que uno lo desea encontrar.
Con 12 idiomas, esta es una plataforma nacida en el Rio de la Plata, pero con ambiciones globales. Nunca fue más real la afirmación de que el arte NO tiene fronteras.

Marcelo Lozano
DIrector de CIO AL

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.