1

La web es un mundo cada vez más diverso

Todos sabemos que los primeros pasos y los desarrollos iniciales de Internet se dieron en países de habla inglesa, principalmente, en los Estados Unidos.

Hasta hace una década, el idioma inglés era el dominador absoluto de la web, y era utilizado en el 75% de los sitios web. Pero en poco más de diez años el reinado de los anglosajones ha caído fuertemente, y se calcula que en la actualidad las páginas en inglés alcanzan el 45%, mientras idiomas emergentes como el chino, árabe y ruso representan aproximadamente el 37% de las plataformas online.

Si damos un vistazo rápido a la penetración de Internet en las distintas regiones del mundo, resulta casi obvio que la hegemonía del idioma inglés seguirá reduciéndose fuertemente en los próximos años. Según estadísticas de Internet World Stats, Norteamérica tiene 272 millones de usuarios de Internet, con una penetración del 78.4%. Latinoamérica, por ejemplo, llega a los 215 millones de usuarios pero, en este caso, con una penetración del 36.2 %. Esto quiere decir que, a medida que el costo de los accesos continúe bajando y se siga ampliando la capacidad de conectarse a la web desde dispositivos móviles, es muy probable que la región de Latinoamérica y el Caribe supere la cantidad de usuarios de Norteamérica en un futuro bastante próximo.

Más interesante aún es lo que sucede en Asia. Allí ya hay hoy más de 900 millones de usuarios de la web sobre un total de 3.9 mil millones de habitantes, lo que implica una penetración cercana al 24%. Si tomamos en cuenta que se trata de la región que mayor crecimiento en usuarios de Internet ha tenido entre 2000 y 2011, con un incremento del 44%, y que actualmente la población global de la web llega a los 2 mil millones, sin lugar a dudas no pasará mucho tiempo antes de que podamos decir que uno de cada dos usuarios de Internet es de origen asiático.

Ya hoy, si analizamos la distribución de los internautas a nivel mundial, nos encontramos con que la mayor proporción de los usuarios de la red proviene de China, con un 21.4% de los navegantes, luego se ubica Estados Unidos, con un 12.2%, Japón, con un 5%, India con un 4.1% y Brasil con un 3.9%. Esto quiere decir que, de los cinco países que aportan mayor proporción de los navegantes de Internet, cuatro no son de habla inglesa y tres son considerados economías emergentes. Con mercados como los de Estados Unidos y Europa en un estadio de relativa madurez, donde entre el 60 y el 70% de la población ya está conectada a la web, el mayor crecimiento se está dando entonces en regiones como Malasia o Filipinas, que se transforman en nuevos fenómenos a nivel global.

La diversidad del nuevo mercado global que plantea la web significará nuevos desafíos y oportunidades para quienes quieran alcanzar resultados exitosos en el universo de los medios sociales. No sólo hay cada vez más usuarios conectados, además el universo de la web tienen una configuración que día a día se torna más compleja. Más allá de las cuestiones netamente geográficas, el surgimiento de nuevos grupos relevantes, como el de los latinos en Estados Unidos, implica que los marketers deberán desarrollar campañas más direccionadas y específicas para lograr captar la atención de conjuntos de consumidores más diversos. En este contexto, los medios sociales se presentan como una herramienta ideal para alcanzar a cada tipo de público con la máxima precisión y exactitud posibles.

pOR Silvina Moschini, CEO & Founder de Intuic

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.