1

En Internet nació el Anti-bussines

Silvio Pestrin Farina Guru de Internet

Llevo décadas leyendo todo sobre tecnología, sobre negocios y sinceramente mi ego llego a confundirme tanto, que en algún momento creí que comprendía como se desarrollaba el modelo de negocios actual por internet.
Sin dudas la vanidad no solo es el pecado favorito de Al Pacino, también es el mío y caí en mi propia trampa.

Nació el Anti-Business, una nueva forma de pensar y ver los negocios, una nueva filosofía que pondera la velocidad y el riesgo seduciendo al capital, sin elaborar un cash-flow, sin dar 5 minutos para pensar, sin seguir un camino, haciendo camino, el negocio expresado desde la materia gris en forma pura y con un PH tan elevado que funde todo lo que conocemos en los libros.

Quizás Bradbury no se equivocó, las ideas alcanzan la temperatura en la que se quema el papel y todo ha cambiado en el mundo de Internet y los negocios.

Silvio Pestrin Farina es un caso claro, un nuevo gurú de esta filosofía de pensamiento, tiene conceptos innovadores que nos obligan a repensar nuestra mirada sobre los negocios.

Para entender este cambio de enfoque en los negocios, primero tenemos que ver al mercado en un marco en el que se integre con la imaginación y la innovación. La entelequia ha tomado el poder de los negocios y los que se animan a pensar en forma global, logran alcanzar el respaldo del capital que no sabe que sendero tomar en medio de la crisis más fenomenal que la historia económica humana recuerda.

Con Fiction City encontramos un negocio monopólico y global que pone este modelo en contexto y le da un sentido, un valor. Y la innovación es la que desarrolla e impulsa nuestro negocio para asegurarnos ser novedosos en un campo altamente competitivo.

Ya consumimos una década del siglo XXI, y el entorno avanza a la misma velocidad que avanza nuestro negocio, para sobresalir debemos multiplicar nuestro esfuerzo para ser más veloces, no podemos repetir viejas fórmulas fracasadas y esperar que algo cambie, aseguro Silvio Pestrin Farina, founder de Fiction City.

El negocio es un sistema vivo y ha roto los lazos de las teorías económicas para transmutar bajo las leyes evolutivas de la misma naturaleza.

No sobrevive el más fuerte, sólo perdura el que mejor se adapta, y un claro ejemplo ocurrió ayer, una empresa de solo 10 años como Google ha comprado el corazón de una empresa con más de 80 años de historia como Motorola, aclara Pestrin Farina.

La condición básica para tener éxito en internet es respirar tecnología, y demostrar talento para los negocios, ambas condiciones son indispensables.

Tengo 3 mandamientos básicos para regir mi negocio, comenta Pestrin Farina
1.- Negocio Legal
2.- Pensar en Grande
3.- Objetivos claros

Todos los emprendedores de Internet -no digo que pierdan su tiempo buscando seducir a un Angel Investor- pero podrían aprovecharlo mejor si les llevan una propuesta clara a empresarios tradicionales, les asombraría la capacidad de comprensión y adaptación que ellos tienen para este negocio.

Si yo le digo a un Angel Investor que invierta en una plataforma para que la gente suba sus fotos y escriba sus ocurrencias, seguramente sólo duraría los 5 minutos que utilizan para evaluar un proyecto.

Por esa razón no hubiesen invertido en Facebook, sentencia Silvio Pestrin Farina con el entusiasmo y pasión docente que vuelca para explicar la nueva forma de hacer negocios.

A primera vista la interpretación filosófica de los negocios en Internet de Pestrin Farina parece una reacción neuronal, pero si uno traza paralelos con todas las empresas que utilizan motores de innovación, veremos que existen antecedentes académicos y prácticos de esta sugestiva visión.

Las practicas del MIT en el sentido de la aplicación de motores de innovación o la línea de negocios de Apple son ejemplos que respaldan cabalmente a este nuevo gurú de los negocios.
Nos guste o no, el mundo cambio y Silvio ya está trabajando en ese mundo ¿Usted, que espera?

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.