1

Fiction City; antropología, arte y sociedad

El negocio de Internet y más precisamente el negocio de Fiction City merece una mirada antropológica para comprender cabalmente como se desarrolla y cuáles son sus fortalezas o debilidades.

La antropología se nutre de las ciencias sociales y naturales con la aspiración de producir conocimiento sobre el ser humano en diferentes esferas, en este caso es la forma correcta de analizar a la nuestra Economía, como un modelo de Conocimiento en donde la moneda patrón ya no es el oro por mayor valor que alcance la onza y tomaremos las reglas evolutivas de la biología como variables para dar sustentabilidad a un sistema “vivo y dinámico” como lo es una red social en lugar de tomar a las reglas económicas que no reflejan cabalmente la estructura de un emprendimiento como Fiction City, su desarrollo, y el impacto que esta tiene sobre la sociedad real.
Cuando sostengo que debemos crear un modelo de anti business es simplemente porque los modelos económicos no pudieron prever ni Facebook, ni Twitter, ni LinkedIn, ni Google, ni Microsoft, ni HP dejando de fabricar PC, ni a Motorola desprendiéndose de su división Mobile.
Muchos me preguntan; ¿Qué fue lo que cambio desde mi experiencia en Patagon?, y la respuesta recurrente es “la masa crítica en la escala global”, para tomar dimensión de lo que hablamos, al programa televisivo del archiconocido periodista Larry King lo ven 2 millones de personas, el equivalente a solo una hora de visitas de Facebook, tomando las 24 horas de los 30 días del mes y no solo prime time.
Las redes sociales son un sistema vivo y obedecen a nuevas reglas en la sociedad que han transformado para siempre la forma de comunicarnos, informarnos, relacionarnos y hacer negocios.
Los organismos de los seres vivos se hallan en una carrera armamentista cíclica con sus propios parásitos. Los parásitos de los seres vivos usualmente se adaptan más rápidamente a los cambios en el ambiente que sus huéspedes, pues poseen fases de vida más reducidas.
Esto trasladado a los negocios da explicación a muchas de las cosas que hoy suceden en el mercado de la tecnología.
Cuando imaginé a Fiction City, comprendí que la visión tradicional del mundo económico no era la adecuada para desarrollar un producto global y monopólico sobre internet, como lo es una red social exclusiva para artistas.
Ficiton City está pensada como un organismo vivo con sus propios gérmenes que le dan capacidad de adaptarse rápidamente a los cambios (Fiction TV, radio, etc).
Comprendemos el cambio continuo y establecimos una estrategia para surfear el caos de la tecnología de la manera más eficiente, somos disruptivos, creativos y diferentes, nos valemos de herramientas de la antropología para estudiar nuestros escenarios y actuamos con el doble de velocidad que nuestros competidores, porque el entorno avanza junto a nosotros, y si queremos avanzar tenemos que reaccionar más rápido.
Creamos un entorno en donde los artistas conviven en un ecosistema inteligente, en el cual se desarrollan, se exponen y cultivan nuevas experiencias necesarias para crecer y evolucionar.
Tenemos masa crítica porque somos globales, entendemos el negocio y focalizamos en el arte, sabemos de lo que hablamos, somos un tren bala con pocas estaciones impulsado decididamente al éxito.

Silvio Pestrin Farina
Founder Fiction CIty

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.