1

IDC: Los sistemas ERP son muy poco intuitivos y difíciles de usar

Menos de un tercio de las empresas consideran que sus sistemas de ERP son intuitivos y fáciles de usar, según estudio internacional que IFS ha encargado a IDC. En la actualidad el mundo globalizado de los negocios es más complejo y está más interconectado que nunca, por lo que plantea nuevos retos en términos de productividad y agilidad del negocio.

Por este motivo existe una demanda creciente entre las empresas que exigen aplicaciones de negocios intuitivas y fáciles de usar. El estudio muestra que los proveedores de sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP) deben mejorar el software para poder atender bien estas demandas.

El estudio verifica que la capacidad de uso y la flexibilidad son puntos importantes a tener en cuenta cuando se evalúa el software de la aplicación de negocios. Menos de una tercera parte (29%) consideran que sus aplicaciones de negocios son intuitivas y fáciles de usar. Más de la mitad (60%) piensan que algunas tareas son una pérdida de tiempo cuando utilizan las aplicaciones de negocios y, prácticamente, la mitad (45%) espera que se lleven a cabo importantes cambios en el negocio en los próximos 12-24 meses. Por su parte, un 82% de los encuestados cree que será necesario modificar sus aplicaciones de negocios para hacer frente a estos cambios.

Aunque una gran mayoría de las empresas (60%) tuvo en cuenta la capacidad de uso al adquirir un nuevo sistema, y un 24% de los encuestados afirmó que es el punto más importante a valorar, menos de la tercera parte, es decir un 29% de todos los encuestados, cuenta con aplicaciones intuitivas y fáciles de usar en la actualidad, comparado con los resultados del estudio en el que el 64% de las empresas informó que la capacidad de uso era un aspecto importante y un 42% aseguró que sus sistemas eran fáciles de usar.

Esto parece indicar que las expectativas sobre lo intuitivo y fáciles de usar que son los sistemas ERP han aumentado en línea con la tendencia general a adaptar más al consumidor las aplicaciones de software y los teléfonos inteligentes, un desarrollo que dará prioridad a la capacidad de uso como uno de los puntos que las empresas deberán tener en cuenta a la hora de evaluar nuevos sistemas y como un factor de diseño para las empresas de software.

Sandra Gittlen, CFO World (US)