1

Windows 8 podría impulsar la demanda de Ultrabooks, según Intel

WIndows 8 acelera el negocio

Windows 8 estará en ultrabooks el año que viene, asegura ejecutivo de Intel
Ultrabooks con Windows 8, el próximo sistema operativo de Microsoft, llegarán al mercado el próximo año, y según un ejecutivo de Intel, el sistema operativo podría ayudar a impulsar la demanda de estos dispositivos.

Más de 60 diseños de ultrabook podrían estar disponibles el próximo año y “11 o más diseños” estarán disponibles a finales de este año, dijo Tom Kilroy, vicepresidente senior y gerente general de ventas mundiales de Intel, en una entrevista después de la llamada para revelar los ingresos del trimestre el pasado martes.

Windows 8 podría ayudar a incrementar la demanda de ultrabook en la segunda mitad del próximo año, durante el regreso a la escuela y temporadas de compras navideñas, dijo Kilroy.

Además de Windows 8, los ultrabooks contarán con la próxima generación de procesadores Core basados ​​en la microarquitectura IvyBridge, que contará con mejoras de rendimiento y gráficos, dijo Kilroy. Unas cuatro de cada 10 computadoras portátiles vendidas a finales del próximo año serán ultrabooks, dijo.

“A juzgar por la emoción, es una meta realista”, dijo Kilroy.

Microsoft no respondió a solicitudes de comentarios sobre cuando sería lanzado Windows 8. Microsoft lanzó una versión previa para desarrolladores de Windows 8 el mes pasado y una versión beta será lanzada el próximo mes, dijo el CEO de Microsoft Steve Ballmer, durante un discurso la semana pasada en la conferencia Dell World.

Las Ultrabooks están siendo promovidas por Intel como una nueva categoría de computadoras portátiles finas y ligeras, con funciones de tableta, como siempre-encendidas y siempre-conectadas. La categoría ultrabook se introdujo a mediados del año para regenerar el interés en las computadoras, que ha mermado debido al creciente interés en las tabletas.

Las primeras ultrabooks ya han sido anunciadas por los fabricantes de PC Lenovo, Acer, Asus y Toshiba, y se ejecuta en los procesadores Intel Core basados ​​en la microarquitectura actual, Sandy Bridge. Las ultrabooks se parecen a la MacBook Air de Apple, pero son un poco más delgadas.

Los ejecutivos de Intel han dicho que las Ultrabooks del próximo año contarán con una mayor duración de la batería y con pantallas táctiles para tomar ventaja de la interfaz de usuario táctil Metro de Windows 8. Los procesadores Ivy Bridge también tendrá mejores gráficos y capacidades de seguridad.

Pero con un precio promedio actual de alrededor de US$1.000, se considera que las ultrabooks son caras para muchos consumidores. En reconocimiento a las dificultades económicas y a un mercado sensible al precio, el CEO de Intel, Paul Otellini, dijo, durante la llamada, que las ultrabooks se encuentran todavía en sus primeros días y los precios podrían bajar el próximo año.

“Si usted mira donde están ahora las ultrabooks en esta temporada navideña… de aquí a un año las podrá ver en US$699 o más”, dijo Otellini. La caída de los precios de los componentes clave de las ultrabooks, tales como pantallas táctiles y unidades de estado sólido, contribuirán a la caída de los precios, afirmó Otellini.

Windows 8 debería impulsar las ventas de ultrabook como Intel ha beneficiado tradicionalmente las nuevas versiones de Windows, dijo Otellini. Después de una prolongada recesión, el lanzamiento de Windows 7 en octubre de 2009 impulsó las ventas de PC durante el cuarto trimestre de ese año a la más “fuerte tasa de crecimiento año tras año” en siete años, según Gartner.

El negocio de Intel de portátiles sigue estando ayudado por Windows 7, mientras el ciclo de actualización de PC de las empresas continúa, dijo Kilroy.

El sistema operativo Windows 8 también funcionará en tabletas, y podría ayudar a Intel en ese mercado, dijo Kilroy. Sin embargo, Intel se enfrenta al reto de ARM, cuyos procesadores están en la mayoría de las tabletas hoy en día. Microsoft Windows 8 funcionará en x86 y en los procesadores de ARM, y Qualcomm, Nvidia y Texas Instruments están haciendo chips basados en ARM para dispositivos con Windows 8.

Mientras que ARM es el que llama la atención del mercado, Otellini señaló que Intel se puede diferenciar por traer soporte del legado de computadoras a las tabletas, una característica que muchos usuarios quieren. Microsoft ha dicho que las tabletas Windows 8 con procesadores ARM no ejecutarán viejas aplicaciones de Windows 7 escritas para chips x86.

Intel también está preparando teléfonos inteligentes y tabletas con el sistema operativo Android de Google basados en un chip Atom con nombre código Medfield. Los dispositivos Medfield se darán a conocer en la primera mitad del próximo año.

Agam Shah
IDG News Service (Oficina de Nueva York)

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.