1

2012 llega la tecnología NFC para quedarse

Dr. Tam Hulusi VP Senior de HID Global

La tecnología de Comunicaciones de Rango Corto (Near Field Communications, NFC) es un estándar de comunicación inalámbrico, de corto alcance, que permite el intercambio de información entre dispositivos a una distancia de centímetros. Esta tecnología es totalmente compatible con las normas ISO que rigen las tarjetas inteligentes sin contacto, una característica obvia que hace de ésta una plataforma ideal.
Hay muchas aplicaciones a futuro para los teléfonos con NFC que integran llaves y credenciales de identidad embebidas. Aunque hoy en día las líneas aéreas usan tecnologías de códigos de barras QR, los viajeros ha mostrado su interés por utilizar sus teléfonos celulares como pases móviles de abordar, los cuales validan el incremento de la popularidad que tienen estos dispositivos para una gran variedad de transacciones. Por ejemplo, en Japón, los sistemas para pagos vía NFC están ya instalados en restaurantes de comida rápida, en el metro, en taxis, así como en máquinas expendedoras. Los campus de las universidades también son los candidatos ideales para este tipo de tecnologías. Los estudiantes serán capaces de utilizar sus teléfonos móviles con NFC para ingresar a los edificios, pagar los estacionamientos, hacer compras en los locales de la universidad, utilizar los sistemas de tránsito de los campus, solicitar materiales de la biblioteca o identificarse a sí mismos antes de hacer algún examen o tener acceso a los recursos de los centros de cómputo.
Las llaves digitales y las credenciales de identidad además proveerán una plataforma ideal para aplicaciones emergentes como las estaciones de carga de vehículos eléctricos. Los conductores podrán tener acceso y pagar por los servicios de los sistemas de carga de energía a través de sus teléfonos móviles con NFC.
Otra aplicación se presenta en el área de salud, en donde estos equipos con NFC podrán proveer acceso al historial médico del portador del equipo. El paciente podrá presentar su teléfono móvil en el hospital en lugar de llenar una gran cantidad de formas y, con ello, los médicos y paramédicos tendrán la misma información disponible en caso de una emergencia.
Otro uso emergente es el micro marketing a través de posters inteligentes. Los consumidores pueden utilizar sus teléfonos con NFC para leer una etiqueta en un poster que los lleve a una página web con más información, como el avance de una película y con la opción adicional de comprar boletos en el cine más cercano.
Asimismo, la tecnología de control de acceso actualmente puede ser utilizada de forma inversa, es decir, para prevenir accesos a los teléfonos celulares basándose en ciertos factores y normas de autenticación. La noción de “filtros de acceso” puede convertirse en algo más importante a medida que nos vemos inundados con la gran cantidad de datos electrónicos que compiten diariamente por nuestra atención.
En la actualidad, un teléfono móvil equipado con tecnología NFC, puede ser utilizado también para llevar integrada una credencial de identidad portátil, que sea detectada por un lector ubicado en una puerta – al igual que las actuales tarjetas inteligentes de plástico. El teléfono simplemente se coloca enfrente del lector y con esto el usuario puede abrir la puerta. Y así el acceso mediante tarjetas o llaves se convierte en otra aplicación junto con las funciones del equipo tales como voz, notas, música, datos, navegación, cámara, juegos, etc. De acuerdo con la firma de investigación iSuppli IHS, los fabricantes tendrán disponibles alrededor de 550 millones de teléfonos, habilitados con NFC, para 2015.
El modelo más sencillo con llaves digitales NFC y las credenciales portátiles de identidad buscan replicar los mismos principios de las tarjetas para control de acceso. El teléfono comunica la información de identidad a un lector que pasa los datos al sistema de control de acceso para abrir la puerta. Esto elimina la necesidad de llaves o tarjetas inteligentes, al mismo tiempo que proporciona una manera más segura y más conveniente para proveer, controlar y modificar los parámetros de la credencial de seguridad; eliminar la copia de la credencial; emitir credenciales de manera temporal, y cancelar aquellas credenciales que se pierden o son robadas.
Independientemente de la aplicación, las credenciales portátiles de identidad facilitarán en gran medida a los usuarios el adquirir, entregar, compartir y modificar su clave electrónica personal, que reside en su monedero electrónico. Con el control de acceso, la toma de decisiones y el mantenimiento de registros disponibles en los teléfonos con NFC (en lugar de en cada cerradura individual), se vuelven mucho más fáciles para asegurar lugares y objetos que tienen cerraduras desconectadas. Los usuarios pueden adquirir nuevas llaves o compartirlas con otras personas de forma remota, así como cambiar las reglas sobre quién y cuándo pueden utilizar o no determinada llave digital.

Tecnología Abierta basada en la confianza
HID Global está actualmente trabajando con los fabricantes de equipos y proveedores de semiconductores NFC, para integrar la nueva generación de tecnología requerida para estas aplicaciones de acceso seguro, directamente dentro de los teléfonos. La clave de estas capacidades a futuro es el concepto que HID Global llama Objetos de Seguridad de Identidad (Secure Identity Objects, o SIO). Como una parte integral de la compañía, la nueva plataforma de lectores iCLASS SE tiene la habilidad de procesar la información de los equipos con SIO.
Los SIOs se pueden utilizar independientemente del dispositivo y proporcionan una capa adicional de seguridad en la parte superior del equipo específico, actuando como un contenedor de datos que proporciona autenticación y codificación adicional. Por lo tanto, los SIOs pueden residir en las tarjetas tradicionales de memoria sin contacto, así como en las tarjetas de microprocesador como SmartMX, los teléfonos inteligentes con NFC y muchos otros formatos.

La próxima generación de tecnología de HID Global, para el control de acceso, soporta una nueva era de llaves digitales y credenciales más convenientes, que pueden ser embebidas dentro de los teléfonos y otros equipos móviles. Los usuarios no deben preocuparse más por perder las llaves o las credenciales, pues el mismo teléfono con el que hacen llamadas, envían y reciben correos electrónicos o navegan en Internet ahora puede ser usado para abrir puertas y tener una amplia variedad de servicios y capacidades para el control de acceso. Esto mejorará la experiencia del usuario, expandirá las aplicaciones e incrementará significativamente la seguridad.

por Dr. Tam Hulusi, vicepresidente senior, HID Global

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.