1

La gestión de los Recursos Humanos en época de crisis

En una situación como la actual, caracterizada por agitación económica y mercados a la baja en el contexto global, se generan bastantes incertidumbres e inquietudes alrededor de las empresas locales, las cuales desconocen el efecto que la situación internacional pueda tener sobre Latino América y más específicamente sobre Chile.

El área de Recursos Humanos no es la excepción, pues en muchos casos es una de las más afectadas por reducciones de presupuestos en tiempos turbulentos. A lo anterior hay que sumarle que su gestión se vuelve estratégica, ya que gestionar el talento implica potencializarlo para salir victoriosos de los tiempos de crisis, contando con presupuestos limitados y con la incertidumbre propia que se vive al interior de la empresa.

Varios autores y especialistas en temas de gestión de Recursos Humanos coinciden en que en tiempos de crisis, las actividades del área se deben centrar en tres puntos de gran importancia: optimización de inversiones, comunicación honesta con los trabajadores y retención del talento.

En primer lugar, es importante resaltar que en épocas de crisis, las empresas deben optimizar sus inversiones y no eliminarlas. Algunas alternativas a tener en cuenta incluyen la potencialización de la capacitación interna, formando instructores internos que puedan entrenar a grandes grupos de personas en la misma organización, a cambio de capacitar individualmente a todo el grupo; y centrar inversiones en aspectos que impactan la gestión del negocio, considerando la tercerización de aquellos procesos que no son parte del core del negocio.

Las épocas de crisis generan incertidumbre, rumores y especulaciones al interior de las empresas, que repercuten negativamente en la productividad. Por esto es muy importante que el departamento de recursos humanos tome una posición de liderazgo al interior de la organización, motivando al personal y comunicándose con él constantemente, reduciendo esos rumores que afectan el clima laboral y por lo tanto la productividad. La empresa no puede asumir una posición de no estar pasando nada, por lo que debe ser sincera y compartir con sus empleados la situación por la que pasa y los efectos que puede traer.

Finalmente, retener el talento que podrá en el mediano plazo generar mayores eficiencias y resultados es fundamental para el futuro de la organización. Para esto es importante definir aquellas áreas estratégicas del negocio a corto, mediano y largo plazo y las competencias claves en cada una de ellas. Es recomendable que la reducción de personal sea la última estrategia a seguir en estos casos, pues se debe pensar que cuando la situación mejore se deben asumir costos de búsqueda, selección y capacitación del nuevo personal que se tenga que contratar. En el momento de reducir personal, se deben considerar alternativas como disminuir horarios laborales, bajar costos de producción, costos administrativos y salarios, entre otras.

En conclusión, el rol del área de recursos humanos se vuelve aún más fundamental en épocas de crisis, y puede ser la guía que facilite el funcionamiento de la empresa en tal coyuntura. Realizar inversiones estratégicas, mantener una comunicación clara y frecuente que no permita fisuras del clima laboral y asegurar a favor de la organización el mejor talento en el corto, mediano y largo plazo son algunos de los pilares sobre los que se debe sustentar la actividad del área en tiempos difíciles.

Por Andrés Gómez, Country Manager para Chile SQL Software.