1

La alternativa a la polémica Ley SOPA

En esta edición 2012 del CES, la lucha contra la piratería en Internet ha sido protagonista. Dos senadores estadounidenses han explicado en qué consiste la alternativa a la polémica Ley SOPA. Con The Open Act, “los costos serían menores y se incrementaría la fiabilidad”.

La Ley antipiratería que está a punto de debatir el Congreso de Estados Unidos, conocida como SOPA (Stop Online Piracy Act) también ha sido motivo de discusión en CES 2012. Dos senadores, el demócrata Ron Wyden, del estado de Oregón, y el republicano Issa Darrell, del estado de California, han apoyado una legislación alternativa, the Open Act, en contra de SOPA y de PIPA (Protect IP Act), al considerar que éstas alterarán radicalmente la Web.

En opinión de Ron Wyden, tanto SOPA como PIPA “van a convertir a los websites en policías Web”. En vez de que haya “tres chicos en un garaje lanzado un negocio basado en la Web, tendremos a tres chicos en el salón de su casa atendiendo a una batería de abogados que les estarán diciendo si pueden o no poner en marcha un negocio Web”.

Asimismo, en CES 2012 estuvo representada Asociación de Electrónica de Consumo como uno de los organizadores, la cual está liderando la oposición a SOPA. Cabe señalar que esta Ley es el eje de la batalla que están manteniendo la industria de contenidos y la industria TI para influir en la decisión que adopten finalmente el Congreso de Estados Unidos para proteger los derechos de autor.

SOPA ha sido el blanco de las críticas. Y es que son muchos, entre ellos Google, Amazon, PayPal, Twitter o Facebook, los que se oponen a esta normativa al considerar que ésta es más una herramienta censora que una Ley que protege los derechos de autor.

Ron Wyden e Issa Darrell son defensores de una ley alternativa, The Open Act, que, a grandes rasgos, propone que sea la Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos (ITC) la que se encargue de los procesos legales contra las páginas Web que atenten contra los derechos de autor, en vez de los tribunales federales. Es más, The Open Act ampliaría la potestad del ITC para luchar contra la piratería en Internet.

Según Issa Darrell, si se llevase a cabo The Open Act “los costes serían menores y se incrementaría la fiabilidad”. Asimismo, explicó que The Open Act capacitaría al ITC a “seguir el dinero” a emitir requerimientos, y a cooperar con entidades financieras en los procesos para cortar la financiación a aquellos que infrinjan los derechos de autor.

A pesar de que Ron Wyden es consciente que está manteniendo una lucha contra Goliat, reconoce que The Open Act cada vez cuenta con un mayor número de adeptos.

Palabras de Gary Shapiro

Gary Shapiro, presidente y CEO de la Asociación de Electrónica de Consumo, afirmó que SOPA es una medida que solo quiere contentar a la industria de contenidos, además de que “las sanciones criminales que se quieren aprobar en SOPA son mucho peores que las sanciones para el robo físico”. En opinión de Shapiro, “30.000 vidas americanas ya han sido destruidas por los pleito RIAA” (asociación de industria discográfica de Estados Unidos).

En este sentido, Mitch Glazier, vicepresidente ejecutivo de RIAA, mostró su rechazo la alternativa presentada por los dos senadores estadounidenses al asegurar que “cuando tú eres propietario de algo, y quieres defender tus derechos, acudes a los tribunales de Estados Unidos”. En su opinión, The Open Act, “excluye a todos los propietarios de derechos de autor pequeños”.