1

Intel logra beneficios récord a pesar del desplome de Atom

El fabricante de chips no podía estar mas contento ya que ha crecido un 22% en el último trimestre del año 2011, mientras que los ingresos de la unidad de Atom caían un 57% hasta quedarse en tan sólo 167 millones de dólares.

Intel ha logrado un buen año en cuanto a beneficios y facturación pese a la actual coyuntura económica desfavorable y el desplome de la unidad de Atom, claramente afectada por el auge de las tabletas.

Así pues, Intel ha hecho públicos los resultados financieros correspondientes al cuarto trimestre del año fiscal 2011. Un período en que el fabricante de chips logró una facturación de 13.900 millones de dólares, un 22% más que en el mismo lapso de tiempo del año anterior, lo que deja unos beneficios netos de 3.500 millones de dólares, un 11% más interanual.

Estas cifras dejan unos ingresos anuales de 54.000 millones de dólares, unos beneficios operativos de 17.477 millones, unos beneficios netos de 12.942 millones y una ganancia por acción de 2,39 dólares. Asimismo, Intel prevé alcanzar una facturación de 12.800 millones de dólares a lo largo del primer trimestre de 2012.

“2011 ha sido un año excepcional para Intel”, afirmó Paul Otellini, presidente y consejero delegado de Intel, tras dar a conocer estas cifras. “Para 2012 tenemos planificada la aparición de una impresionante variedad de productos y tecnologías, y asistiremos con emoción a las oportunidades de crecimiento que a nivel mundial representan los sistemas ultrabook, los centros de datos, la seguridad y la comercialización de los primeros smartphones y tablets bajo arquitecturas Intel”.

Por unidades de negocio, las divisiones dedicadas a PC y servidores vieron aumentar de forma sólida sus ingresos, pero la unidad encargada del desarrollo y venta de Atom sufrió una caída del 57% en tan sólo un año, alcanzando una facturación de 167 millones de dólares y constatando el mal momento por el que pasan los netbooks a causa del auge y democratización de las tablets. Por suerte para Intel, esta unidad de negocio supone una parte minúscula de su facturación total aunque desde la compañía aseguran que esperan que vuelva a crecer en 2012 con la entrada en el mercado de smartphones. En ese sentido, Intel ha llegado a acuerdos estratégicos con Lenovo y Motorola Mobility, filial de Google, para que empleen el chip Atom Medfield en sus teléfonos inteligentes.