1

AMD podría utilizar arquitectura de ARM para introducirse al mercado móvil

Mark Papermaster, CTO de AMD, afirma que la empresa podría emplear otras arquitecturas de chips, más allá de la arquitectura x86, que respondan mejor a las necesidades de sus clientes, en clara referencia a los chips de ARM.

AMD ha trazado públicamente las líneas maestras de la que será su estrategia y su roadmap de procesadores para los próximos años. En ese sentido, Advanced Micro Devices ha reafirmado su compromiso con la arquitectura x86 al mismo tiempo que no ha hecho sino alimentar los rumores sobre un posible uso de la tecnología de ARM en futuros chips.

En ese sentido, AMD ha afirmado que permitirá la integración de propiedad intelectual de terceros en los procesadores futuros, como parte de un nuevo plan para diseñar chips de propósito específico para cada cliente. Así pues, si un cliente necesita otras soluciones más allá de la arquitectura x86, AMD combinará su propiedad intelectual con la de un tercero para ofrecer la mejor solución del mercado, en palabras del CTO de AMD, Mark Papermaster.”La nueva AMD trata de ajustarse a las necesidades del cliente por lo que vamos a trabajar codo con codo con los proveedores ISA”.

Es cierto que Papermaster no ha afirmado directamente que AMD vaya a utilizar la tecnología de ARM, pero sí que ha confesado que la empresa está abierta a la utilización de otras arquitecturas como pudieran ser ARM, MIPS o PowerPC.

AMD y el desafío de las tablets

La nueva estrategia de AMD llega en medio de una serie de cambios radicales en el panorama de la computación. El auge de las tablets y los smartphones es patente, siendo un terreno que aún se resiste a los chips x86 tanto de AMD como de Intel. Una gota de optimismo para estos chips es la que aporta Microsoft, cuyo sistema operativo Windows 8 se ejecutará igualmente en procesadores x86 y ARM. Los fabricantes de dispositivos exigen chips especializados para tareas específicas, un campo en que AMD tiene un gran potencial en áreas como los gráficos (heredados de la adquisición de ATI) y lapantalla con la que construir innovadores productos.

Pero volviendo al ámbito de las tablets, todos los intentos de AMD de introducirse en este mercado han caído en saco roto. Por ello, cada vez son más las voces que anticipan una posible licencia de AMD para utilizar los diseños de chips de ARM, con quien ya tiene una relación de cooperación en torno a OpenCL, un conjunto estandarizado de herramientas de programación para el manejo de la ejecución de tareas en paralelo.

La apertura de AMD hacia otras arquitecturas, más allá del x86, es una señal de que quiere cambiar el panorama actual de la competencia con Intel, afirman los analistas. Las dos compañías han competido frontalmente durante muchos años en el negocio de los procesadores x86 e Intel aún domina los mercados de PC y servidores.