1

¿Cómo ser un CIO ecológico?

Cada vez más se le pide a los CIOs considerar el impacto ambiental y la energía utilizada como criterios en la toma de decisiones y la planeación estratégica, de acuerdo con el reporte “TI se Vuelve Verde” de BT.

Y aunque reciclar adecuadamente el equipo viejo y comprar productos que cumplan con la especificación Energy Star puede tomarse en cuenta cuando usted busca reducir su huella de carbono, los viajes de negocio también están captando la atención.

“Considerar viajar ecológicamente es éticamente responsable, y como líderes, necesitamos poner el ejemplo para que nuestros empleados hagan lo mismo”, afirma Kudum Kalia, CIO de Direct Energy. “No tiene sentido si hablamos de hacer verdes nuestros centros de datos y reducir la cantidad de impresoras si minamos eso al viajar con bastante frecuencia”.

Kalia ofrece tres alternativas para viajar que puede ayudar a reducir sus emisiones de carbono:

1) Considere la videoconferencia. “Algunas juntas pueden requerir que usted esté presente para interpretar su lenguaje corporal, pero algunas veces la videoconferencia puede funcionar”, apunta. Es importante considerar la duración de la junta (Kalia dice que las juntas largas pueden ser difíciles de hacer por medio de una videoconferencia). Así que se trata de qué tan alta es la calidad de su tecnología de videoconferencia. Algunas veces tener excelentes herramientas de teleconferencia puede realzar una junta que no hubiera podido realizarse de otra manera, dice.

2) Compense la generación de carbono. Si le es inevitable viajar, considere lo que se denomina créditos de carbono – una opción para contrarrestar la cantidad de emisiones de gases invernadero producidas por viajar en avión. Busque proyectos acreditados – Kalia recomienda la reforestación y la producción de granjas de viento y represas hidroeléctricas, por ejemplo. Visite carbonfund.org para consultar más información.

3) Trabaje desde casa. Mucho de los traslados dentro del país no se hacen por avión sino que se realizan por tierra de la casa a la oficina y de vuelta. “No todos pueden trabajar desde casa todo el tiempo, pero si parte del personal trabajara desde casa de vez en cuando, eso podría reducir las emisiones”, concluye Kalia.