1

Intel trabaja en su propio servicio de televisión de pago online

La empresa americana parece estar desarrollando un nuevo servicio de televisión de pago propio, que se distribuiría por Internet. Según The Wall Street Journal, Intel podría presentar el servicio a finales de este mismo año, aunque solo en Estados Unidos. La compañía ya estaría negociando con cadenas de televisión para incluir su oferta de programación en su nueva apuesta.

Parece que Intel está buscando ampliar su negocio conquistando nuevos horizontes. La popular fabricante de chips está dando sus primeros pasos para crear un servicio propio de televisión de pago por Internet. La intención de Intel sería entrar en un sector que cada vez tiene más fuerza, en un contexto en el que la distribución online y los dispositivos móviles ganan terreno día a día.

Según The Wall Street Journal, la creación del servicio estaría bastante avanzada e Intel ya contaría con una interfaz y un sistema firme para la plataforma. Actualmente Intel parece estar negociando con las cadenas y distribuidores para poder sumar el máximo de contenidos posibles a su plataforma de televisión online de pago. Sin embargo, por el momento la compañía no ha querido hacer declaraciones y se desconoce la oferta con la que podría iniciar su actividad.

Lo que sí se da por seguro es que el nuevo servicio de Intel se limitará al territorio estadounidense, mercado donde la televisión de pago está consolidada. Intel centrará en Estados Unidos el inicio de su servicio de televisión de pago por Internet, que podría estar acompañado por un set-top box propio que la compañía ya está desarrollando.

Sobre los plazos de lanzamiento del proyecto de Intel, según TWSJ parece que la compañía podría presentarlo antes de que finalice 2012. Sin embargo, esta estimación podría variar en función del curso de las negociaciones con los dueños de los contenidos, de forma que el lanzamiento se podría retrasar hasta que Intel disponga de un catálogo suficiente como para lanzar el servicio con garantías.

La iniciativa de Intel supone un cambio radical en su política, hasta ahora principalmente definida por la producción de chip. Con este nuevo servicio, Intel entraría de lleno en un mercado en auge, donde tendría que hacer frente a servicios ya consolidados como Netflix o Hulu.