1

Se atrasan los envíos del nuevo iPad en hasta en dos o tres semanas

New IPad

La pantalla Retina que incorpora el nuevo dispositivo de Apple podría ser la causa de los retrasos que si bien aún no alcanzan el nivel del iPad 2, tableta que sufrió retrasos en los pedidos de hasta cinco semanas. Esto ha causado cierta desesperación entre quienes han querido obtener el nuevo dispositivo de Apple.

Apple no es capaz de hacer frente a la demanda de las nuevas tabletas iPad, que incorporan como principal novedad una espectacular pantalla Retina en alta definición igual a la que monta el iPhone 4S. De hecho, la compañía de la manzana ha anunciado que los pedidos producidos en Estados Unidos a partir de ahora no llegarán antes del 19 de marzo.

Unos retrasos que coinciden con los de otros mercados en los que Apple planea lanzar el nuevo iPad este viernes, 16 de marzo. Los pedidos realizados en el mercado australiano, francés, japonés y alemán, así como en Singapur y Reino Unido… todos ellos muestran el mismo retraso de dos a tres semanas de retraso. Por ahora, sólo la tienda online de Hong Kong sigue diciendo que el nuevo iPad está disponible actualmente.

Sin embargo, los retrasos no han alcanzado todavía el nivel de iPad 2, cuando esta tableta alcanzó tiempos de envío de hasta cinco semanas en pocos días tras su debut, pero sí que dan a entender que Apple se enfrenta a una repetición de los problemas de abastecimiento de 2011.

Los expertos creen que eso es casi una certeza, y han culpado a la pantalla de mayor resolución utilizada por el nuevo iPad, que cuenta con una resolución de 2.048 por 1.536 píxeles, cuatro veces el número de píxeles de las primeras tabletas.

“Apple está utilizando una nueva tecnología de pantalla de Sharp para esa mayor resolución sin comprometer la vida de la batería”, afirma Vinita Jakhanwal, gerente senior de pantallas pequeñas y medianas empresas en la firma de investigación iSuppli IHS. “Pero Sharp está teniendo problemas para obtener buenos rendimientos”. Como otros analistas, Jakhanwal cree firmemente que Apple se enfrenta a varios meses de escasez de suministros.

Rhoda Alexander, otra analista de iSuppli, estimó la semana pasada que los nuevos iPad serán difíciles de encontrar en los próximos cinco a seis meses.