1

Los usuarios del nuevo iPad dicen que se calienta demasiado

El recién estrenado gadget iPad no está dejando indiferente a nadie desde que se pusiera a la venta el pasado 16 de marzo. Al éxito rotundo de las numerosas novedades que introducida por Apple, se le une ahora la polémica generada por el sobrecalentamiento que el nuevo dispositivo sufre cuando se hace un uso prolongado de él y otras fallas de sistema.

No son pocos los que han percibido un mayor calentamiento en el nuevo iPad frente a los modelos anteriores de Apple, lo que ha causado la alarma de mucho de los seguidores de la compañía de la manzana por su efecto a largo plazo. Sin embargo, desde Cupertino no se ha querido hacer una bola mayor del asunto y “off the record” han señalado a las nuevas tecnologías introducidas como causantes del fenómeno.

El mayor número de LEDs en pantalla, uno de los elementos del nuevo iPad que más ha destacado, implica un mayor gasto energético y, a su vez, un esfuerzo mayor del dispositivo para generar energía. Además, el aumento de píxeles y transistores en pantalla hace que haya menos huecos para que la luz salga, por lo que se hace necesario un mayor uso del brillo y, por tanto, de la energía.

Pero el procesador del nuevo iPad, quad-core, es el principal motivo por el que la tableta sufre un calentamiento mayor. Las zonas de mayor calentamiento corresponden al lugar en el que se encuentra este elemento.

¿No carga la bateria en uso?

Parece que el nuevo iPad no es exactamente lo mejor que ha podido ofrecernos Apple. Las personas siguen encontrando defectos en el nuevo iPad de Apple, primero fue que los usuarios se quejaban por el recalentamiento del iPad, ahora surge otro problema.

¿Qué pasa con el nuevo iPad? Los usuarios se quejan de que el iPad no carga su batería cuando ejecuta algunas aplicaciones y juegos, incluso cuando el nuevo iPad está enchufado a la corriente, no consumen la energía para cargarlo.

Al parecer, el problema es que el hardware necesita de todos los recursos de la batería para poder funcionar, por eso el iPad no puede ejecutar un juego y al mismo tiempo cargar su batería. También debemos tener en cuenta que la pantalla consume 2,5 veces más energía por su densidad de píxeles.

Así que mientras el dispositivo se utiliza para juegos y aplicaciones, la demanda del procesador y la pantalla de alta resolución superan el poder que el adaptador de 10W puede brindar mientras se está cargando la batería. Una posible solución sería obtener un cargador más potente, como el de las Mac Air.