1

Google actualiza Chrome con nueve parches de seguridad

La empresa ha lanzado una actualización de la versión 17 de Chrome que cuenta con 9 parches de seguridad. Se trata de soluciones a problemas descubiertos en el concurso de hackers Pwnium. Según Google, ninguno de los fallos descubiertos merece la calificación de crítico y la corrección de los errores es solo “una medida de refuerzo”.

Google ha encontrado en los programadores independientes y en los hackers un buen sistema para identificar los problemas de sus productos. La estrategia de la compañía de incentivar y premiar la búsqueda de vulnerabilidades en sus sistemas, sobre todo el Chrome, está permitiendo a Google localizar un gran número de fallos. Al mismo tiempo, la compañía se está viendo obligada a lanzar parches de seguridad y actualizaciones con una gran frecuencia, todo con el objetivo de solucionar los incidentes detectados.

La última actualización de este tipo incorpora a Chrome 17 nueve parches de seguridad para las versiones de Windows Mac, Linux y Chrome Frame. Los fallos de seguridad en este caso fueron detectados por participantes en el concurso de hackers Pwnium. Gracias al análisis de los participantes, Google ha podido corregir nuevos problemas, que en ningún caso parecen ser de gravedad.

Según la compañía, cuatro de estos nuevos parches son de prioridad o gravedad baja y el resto son de gravedad alta. Sin embargo, en esta actualización no se encuentra ningún parche destinado a una vulnerabilidad crítica, lo que sin duda es una buena noticia para Google y su navegador Chrome.

En cuanto a los errores corregidos, todos son de perfil bajo o medio. Entre las tecnologías del navegador afectadas Google ha explicado que uno de los parches era para corregir un problema con WebGL, otro para corregir un problema con CSS cross-fade y el resto para distintos puntos de su navegador. La lista completa de correcciones está disponible en el blog de Chrome.

En cuanto a las recompensas ofrecidas a los descubridores de los fallos, Google ha repartido 5.000 dólares entre los programadores, cantidad que se ha repartido en función de la gravedad de los fallos identificados.