1

Unos consejos para que Facebook no interfiera en su búsqueda de empleo

Facebook ha pasado a formar parte del conglomerado donde las empresas buscan a futuros trabajadores o al menos eso es lo que se rumorea. Por eso, podemos impulsar activamente la privacidad de nuestro perfil para que nadie se interponga a la hora de compatibilizar nuestras aspiraciones profesionales con nuestro perfil personal.

Lo primero a entender es que de ninguna manera nuestro perfil en Facebook es privado, podemos acotar un cierto grado de privacidad, pero ésta nunca será completa. Un usuario de Facebook puede elegir a sus amigos y limitar el acceso de los demás a lo que publica en su Muro, pero la mayoría de intereses compartidos en la red social tienen abierta una ventana al público. En definitiva, Facebook hace un seguimiento de toda nuestra actividad.

La polémica Biografía ha sido ampliamente criticada porque se inmiscuye en la vida de los usuarios y saca a la luz toda la actividad generada desde que se dieron de alta en la red social hasta hoy, desde las fotos subidas y etiquetadas, hasta todo lo que nos ha ‘gustado’. El Timeline también muestra una cronología de todo lo que hemos publicado, en un primer momento desde Facebook se dijo que era una forma de ayudar a los usuarios a confeccionar un álbum de recuerdos, pero aun así a pocos les ha convencido para sumarse al cambio voluntariamente.

En cualquier caso y con Biografía o sin ella, el sentido común y una gestión sensata de los contenidos personales que colgamos en nuestro perfil siempre serán una garantía de tranquilidad por sí a una empresa le diese por indagar en nuestro perfil.

Otra recomendación es la de no ventilar asuntos privados, como la ruptura de parejas o la pérdida de la casa a través de Facebook o comentándoselo a nuestros amigos por medio del ‘Muro’.

Las discusiones sobre política pueden volverse muy apasionadas y los cruces de mensajes públicos pueden no ser la mejor forma de llevar acabo un debate.

Sin embargo, Facebook puede llegar a convertirse en un buen aliado de cara a una posible contratación. Por ejemplo, si realizamos una gestión activa y eficiente en la compartición de contenidos interesantes. La actividad generada y compartida siempre será muy visible y si de verdad estamos interesados en impulsar nuestra carrera profesional también en el plano digital, podemos ayudarnos de las redes sociales. Por eso, los expertos aconsejan tomarse en serio la identidad digital, que de forma inconsciente muchas veces vamos construyendo en la Red.

Finalmente, una ortografía correcta y cuidada, las fotos adecuadas y por qué no, un buen sentido del humor a través del ‘Muro’ puede sorprender gratamente a un empleador cuando menos lo esperemos.