1

La realidad de un Pirata bajo fianza…

Rodrigo Rojas, Abogado Asesor de ACTI

Una sucesión de hechos nos han llevado a reflexionar nuevamente sobre el tema de la piratería y la competencia desleal a nivel mundial. Como es el caso del fundador de Megaupload, Kim Dotcom, que ha sido inculpado por estafas y violaciones a los derechos de autor en Estados Unidos. Y en nuestro país tampoco nos quedamos atrás, pues días atrás la Bridepi (Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual de la PDI) detuvo y formalizó a un chileno por los delitos de infracción a la Ley de Propiedad Intelectual y delito informático.

El afectado era administrador en Chile del sitio de reproducción online de películas y series Cuevana. Fue dejado en libertad prontamente, por lo que podemos concluir que la piratería, por el momento, no es un delito grave en nuestro país.

La situación de la propiedad intelectual a nivel mundial es compleja, cada día los países alcanzan mayores índices de piratería, y Chile encabeza los rankings mundiales por este flagelo. La industria tecnológica calcula que al año pierde unos 59 mil millones de dólares por concepto de piratería de software en el mundo, y según sondeos internacionales, el 62 por ciento del software que existe en nuestro país es ilegal.

Pero en Estados Unidos el tema va por mejor puerto. Es así como lo deja ver el Presidente Barak Obama -en su último discurso en State of the Unión- el 25 de enero pasado, cuando aseveró que “No está bien que otro país permita la piratería de nuestras películas, música y software. No es justo que las empresas manufactureras extranjeras nos lleven ventaja sólo porque tienen numerosos subsidios”.

De esta manera es como en Estados Unidos ya entró en vigencia la Ley Unfair Competition Act (UCA), que apunta a proteger los activos de propiedad intelectual en dicho país.

Esta normativa fue diseñada esencialmente para ayudar con las compañías a ampliar la competitividad y el éxito dentro del mercado, y resguardar a aquellos productores que están trabajando en sus organizaciones para garantizar que todas sus implementaciones de software posean la licencia necesaria.

Las nuevas leyes en discusión en Estados Unidos buscan que todas las empresas compitan bajo las mismas condiciones, pero UCA es una regla que, además, podría tener fuertes repercusiones en el caso de Chile, pues según las normas vigentes según el TLC Chile-EE.UU. no debe hacer cumplir con el uso de tecnologías de información de manera legal, pues constituye un elemento diferenciador con la competencia a nivel internacional.

Chile, tan sólo el año pasado perdió 349 millones de dólares por la práctica de la competencia desleal, y comercializar o utilizar la piratería no necesariamente conlleva una sanción efectiva, pues muchas veces no se comprende cuál es el daño que se comete, por eso es primordial revisar la actual normativa que regula esta materia en nuestro país.

A nivel nacional hay dos factores críticos para poder combatir la piratería e incentivar la creación de propiedad intelectual, por una parte la sanción efectiva y por otra el incentivo a innovar.

En nuestro país debemos entender de una vez que la piratería ya no sólo es una vulneración a las leyes de propiedad intelectual, también es una forma de competir deslealmente, y tener en cuenta que ya se comenzó a sancionar fuertemente en una de las naciones más poderosas del mundo y que los chilenos tenemos un gran desafío por delante.