1

Nokia y Microsoft quieren generar un nuevo ecosistema de aplicaciones móviles

Ambos socios tecnológicos planean invertir unos 24 millones de dólares en promover la investigación de aplicaciones para dispositivos móviles que usan software Windows y plataforma Nokia.

La Universidad Aalto en Helsinki dijo hoy que en mayo lanzará el programa AppCampus con una inversión de hasta 12 millones de dólares de cada una de las compañí­as durante los próximos tres años.

Nokia y Microsoft lanzaron su primer Windows Phone 7 en octubre luego que ambas unieron fuerzas para enfrentar la feroz competencia en el sector de smartphones de sus principales rivales, el iPhone de Apple y el sistema operativo Android de Google.

Teemu Tapanila, director de investigación sobre Windows Phone en esta universidad, dijo que el programa ayudarí­a a impulsar “la iniciativa empresarial y la creación de nuevas compañí­as”.

Dura Batalla

Sin embargo, ambos socios no van a tener las cosas fáciles. Primero, porque el número de aplicaciones disponibles en Windows Phone Marketplace supera hoy las 65.000, una cifra mayor a las disponibles para la popular Blackberry, pero muy inferior al número de aplicaciones disponibles en las tiendas de Apple (unas 500.000) y de Android (unas 300.000).

Además, porque según la última encuesta de IDC/Appcelerator, solo el 37% de los desarrolladores están dispuestos a crear aplicaciones para Windows Phone, muy por debajo del 89% de desarrolladores interesados en el iPhone y del 79% interesados en Android. “El interés de los desarrolladores por la plataforma Windows ha sido algo tibia en los últimos dos años, sin signos de mejora”, dijo el analista de Sanford C. Bersnteis Pierre Ferragu, informó Reuters.

El movimiento de Microsoft y Nokia busca romper un círculo vicioso que está castigando a ambas firmas en el negocio móvil. Y es que, por un lado, las bajas ventas de teléfonos con Windows Phone desaniman a los desarrolladores a hacer aplicaciones para esta plataforma y, por otro, la escasez de aplicaciones retrae al usuario de adquirir un móvil con el sistema operativo de Microsoft, cuya cuota de mercado en smartphones es solo del 2%.