1

RIM podría terminar acuerdo para usar apps de Android en la PlayBook

Otra teleserie parece llegar a su fin. El catálogo de Android, que supera las 400 mil aplicaciones, fue el principal motivo por el que RIM decidió permitir la instalación de apps del sistema de Google en sus dispositivos. La variedad de contenidos es un factor clave para los consumidores y por eso RIM no dudó en apostar por este acuerdo. Sin embargo, la experiencia no ha sido tan productiva como se esperaba y la compañía ha decidido dar marcha atrás.

Alec Saunders, vicepresidente de RIM encargado de las relaciones con desarrolladores ha asegurado en su cuenta de Twitter que la compañía “no quiere duplicar el caótico sumidero de Android Market”. Estas duras palabras suponen el primer paso de RIM para terminar con las posibilidades de instalación de aplicaciones de Android Market, ahora conocido como Google Play, en los dispositivos de la compañía.

RIM parece que no encontró lo que buscaba con este acuerdo. La compañía ha visto como los problemas de seguridad en Android se han sucedido y podría haber registrado quejas de los desarrolladores. Según el portal Ars Technica, estos motivos serían la causa de que RIM haya decidido dejar de apostar por la tienda de aplicaciones de Android.

En el caso de la seguridad, los problemas de Android son de sobra conocidos. Se trata del sistema operativo móvil que más malware recibe y las aplicaciones son su principal vehículo. En cuanto a los desarrolladores, RIM habría encontrado dos aspectos desfavorables en su acuerdo para usar Android Market (Google Play). El primero es que la rentabilidad es mucho menor a lo esperado, haciendo que se generen menos ingresos. El segundo es que hay un gran número de contenidos gratuitos, que hacen que los desarrolladores que trabajan en BlackBerry hayan disminuido sus posibilidades.

De esta manera, RIM terminará con la posibilidad de instalar apps de Android desde el ahora conocido como Google Play. Parece que la compañía está trabajando en un sistema que permita adaptar las apps de Android a BlackBerry, de forma que no sería necesario acudir a la tienda. Esta solución daría más control a RIM sobre el proceso, terminando con los problemas comentados anteriormente, y facilitaría la distribución a los desarrolladores.