1

Primeros chips Ivy Bridge de Intel llegarán este trimestre

Estos nuevos procesadores Xeon estarán orientados específicamente para microservidores que ejecuten aplicaciones Web y servicios cloud. Intel llevará así, por primera vez, la arquitectura en 3D de los Ivy Bridge al mercado mundial.

Intel ha anunciado el lanzamiento de sus primeros chips de servidor Xeon con transistores en 3D a lo largo de este trimestre, en un movimiento que los analistas han interpretado puede intensificar la batalla de hardware para el cloud computing, en la que su rival Advanced Micro Devices está especialmente activo.

Los nuevos chips Xeon de la compañía se basarán en la microarquitectura de próxima generación Ivy Bridge y en un principio estarán dirigidos a la categoría emergente de microservidores, han explicado desde Intel. Los microservidores poseen baja potencia y componentes de gran eficiencia energética diseñados principalmente para servicios Web y aplicaciones en la nube.

Los nuevos chips Xeon reemplazarán a los existentes chips E3, que se basan en la microarquitectura Sandy Bridge. Intel presentó los chips E3 en marzo del pasado año para poner en marcha la categoría de microservidor dentro del portfolio de productos de Intel. De hecho, Intel ha afirmado que los transistores en 3D van a consumir un poco menos de la mitad de la energía y serán un 37% más rápido que los chips actuales de Intel de 32 nm, con transistores en 2D. La tecnología de los transistores en 3D sustituye a una superficie plana para disponer los transistores en una estructura que se eleva desde el sustrato de silicio.

AMD y la incógnita de SeaMicro

Recientemente, Advanced Micro Devices ha anunciado los nuevos chips de la serie Opteron 3200 para servidores de gama baja, que la empresa espera le den una ventaja competitiva frente a Intel en el mercado de servidores en la nube.

Los tres nuevos chips Opteron 3200 se pueden alojar en un socket para servidores de alojamiento web y de aplicaciones en la nube, de acuerdo con la presentación de la empresa. Los chips tienen hasta ocho núcleos de procesador, la velocidad de reloj de hasta 3GHz y emplean entre 45 y 65 vatios de potencia. Unos chips que se basan en la arquitectura del procesador Bulldozer, que está también en los Opteron 6200 de 16 núcleos y de la serie FX.

Asimismo, AMD ha anunciado este mismo año el fin de la operación con la que se ha hecho con SeaMicro, empresa especializada en microservidores de bajo consumo. AMD ha pagado 334 millones de dólares por esta compañía que hasta el momento colaboraba con Intel en este incipiente mercado.