1

Android se confirma como el objetivo perfecto para los ciberdelincuentes

El robot es el sistema móvil ideal y preferido para los ciberdelincuentes de todo el mundo, según ha explicado G Data. La compañía de seguridad ha publicado las conclusiones de un estudio en el que ha analizado las características del sistema de Google que hacen que sea el objetivo principal de las amenazas móviles.

El sistema operativo de Google se ha convertido en el sistema móvil que más ciberataques ha acaparado. Otros sistemas de éxito no se han visto ante el mismo volumen de amenazas. Symbian, que era líder con anterioridad, nunca tuvo tantos ataques, y lo mismo se puede decir de sistemas como iOS o BlackBerry. La compañía G Data ha analizado las causas que hacen que los cibercriminales se decidan a atacar a Android y han estimado que hay tres motivos principales.

El primer aspecto fundamental para que los ciberdelincuentes se centren en Android tiene que ver con su éxito. Desde G Data han explicado que en este sentido el caso de Android es similar al de Windows. El sistema de Microsoft para ordenadores siempre ha tenido la fama de ser el que más ataques registra y desde G Data han comentado que no es porque sea el más débil, sino que es porque es el que tiene más usuarios.

“Casi el 90% de los computadores utilizan Windows, lo que se traduce en unos 1.350 millones de personas. Encontrar un agujero de seguridad y crear un malware que explote dicha vulnerabilidad sitúa a los ciberdelincuentes ante un mercado potencial formado por millones de PC”, han explicado. De la misma manera, Android ahora es el agente más interesante para los cibercriminales por su éxito y sus millones de usuarios.

En segundo lugar, las aplicaciones son otra de las causas de que Android sea el objetivo mayoritario de las amenazas móviles. En este caso, la compañía de seguridad ha explicado que anteriormente Symbian, pese a ser el líder del mercado y tener millones de usuarios, no registró tantas amenazas. El motivo, según G Data, es sencillo: “no había un medio apropiado que lo difundiera”.

En Android la difusión si tiene un medio que permite que en poco tiempo miles de usuarios estén infectados. Se trata de las aplicaciones. Según G Data, “una aplicación local gratuita con una popularidad media pude descargarse más de 10.000 veces y las apps internacionales gratuitas superan el millón”. Viendo estos datos, se puede entender que los ciberdelincuentes se animen a infectar aplicaciones ya que pueden conseguir un gran volumen de infecciones de forma sencilla. Por este motivo, es más probable que las apps infectadas finalmente se comercialicen.

“Android es el sistema operativo móvil que está más cerca de convertirse en hipotético objetivo perfecto. Para ello sólo se necesita ya la posibilidad de instalar aplicaciones fraudulentas sin que el usuario necesite aprobar sus permisos asociados. Aunque aún no hemos observado la existencia de aplicaciones que se instalen de forma automática, su aparición puede ser sólo cuestión de tiempo y cuando se derriben los últimos obstáculos la creación de malware para Android tendrá como resultado unas acciones delictivas con una capacidad infecciosa muy superior a la actual”, han concluido desde G Data.