1

¿Cuál será el rol del CIO en 2020?

¿Cómo será el trabajo del CIO en el 2020? La respuesta es clara: el líder de TI seguirá siendo el núcleo de cualquier compañía, trabajando muy de cerca con los ejecutivos y creando estrategias sobre el rumbo que tomará la tecnología en el futuro, liderando a una plantilla de profesionales altamente capacitados y apoyando las operaciones técnicas. Pero este rol también requerirá una combinación de previsión analítica, y destreza administrativa durante la próxima década.

Al mismo tiempo, también sabemos que la tecnología cambiará radicalmente. ¿Quién podría haber predicho hace diez años que el CIO tendría que encarar complicaciones como la seguridad de la nube y la virtualización? Para saber cómo cambiará el rol del CIO en ocho años, pedimos la opinión de líderes de la industria, analistas y CIO para descubrir cuáles serán los desafíos para el CIO en el año 2020. Esto fue lo que nos dijeron.

1. El reino de Microsoft podría terminarse

Tal vez uno de los cambios más radicales en 2020 pudiera ser un papel menor de Microsoft. Todd McKinnon, CEO de Okta, una compañía de administración de accesos de identidad, asevera que el surgimiento de iOS y Android ha dejado marca en el dominio de Microsoft, pero muchas compañías siguen clavadas en Windows Sever para bien o para mal. Sin embargo, la movilidad probablemente terminará con la hegemonía de Microsoft.

“En 2020, los empleados, los clientes y los socios exigirán –y esperarán – acceso a las aplicaciones a través de más que un dispositivo heterogéneo”, apunta. “Si el CIO no ha construido una infraestructura que soporte eso, vamos a ver brechas mucho más numerosas y probablemente muy serias en el 2020”.

2. El departamento de TI no será físico

Hay un cambio considerable hacia la nube, pero la mayoría de nosotros podemos decir aún quién trabaja en TI, dónde se ubica el departamento y quién está a cargo. Para 2020, pasará de ser un departamento de TI para usuarios finales a ser un proveedor de servicios de TI. En otras palabras, TI se moverá a la nube. El concepto cambiará de un departamento que administra los servicios en la nube a un servicio de nube mismo.

Bob Janssen, director de tecnología de RES Software, una empresa que hace software de administración de escritorios Windows, señala que los usuarios finales de hoy son la última generación de empleados corporativos que pueden decir cómo y dónde está operando TI. La próxima generación no siquiera lo sabrá. Aquellos trabajadores tendrán vínculos con casi 150 otros trabajadores (en promedio); que crecieron análogos y aprendieron a ser digitales.

3. La colaboración hiper cinética se dará en la nube

La videoconferencia de alta definición ha hecho grandes progresos, pero la mayoría de las juntas se siguen haciendo en persona. Para 2020, McKinnon añade, la colaboración en la nube remplazará a la colaboración detrás de un firewall (cortafuego). Esto significa que el CIO tendrá que determinar cómo usan los empleados los servicios de nube. “Así, el puesto de CIO evolucionará en uno que enfatice el liderazgo de negocio estratégico – viendo dónde y cómo colaborar mejor con los socios de negocio”, dice. “Esto también significa que el CIO habrá tenido que hacer frente al problema de mover la información detrás del firewall en términos de seguridad”.

4. Los CIO coordinarán a menos humanos, especialmente en seguridad

En el 2020, el rol del CIO dejará de consistir en administra humanos en una gran fuerza laboral. Si bien eso pudiera parecer muy lejano para algunos, la realidad es que el cómputo se está volviendo mucho más autónomo, lo que requiere menos dependencia de la intervención humana para que los sistemas operen correctamente. Darnell Washington, CEO de SecureExperts, dice que crear seguridad, administración de identidades e incluso la respuesta a emergencias será controlado por la inteligencia artificial (IA). “La primera respuesta y la reunión de conciencia situacional se obtendrán inicialmente por sistemas no manejados por humanos, robots, sistemas autónomos de vigilancia y otros vehículos aéreos no tripulados que contengan capacidades de transmitir audio y video”, añade.

5. Los usuarios finales no estarán en departamentos

Janssen también dice que los usuarios finales ya no trabajarán en grupos. Ese cambio será uno de los cambios más críticos para los CIO, quienes a menudo se reúnen con equipos para colaborar y armar estrategias. Por el contrario, TI se convertirá en un proveedor de servicio para los individuos, asegurándose de que sus gadgets, software y sistemas funcionen. Apunta que los usuarios digitales “nativos podrían tener hasta 150 mil relaciones de negocio importantes (muchas de ellas no serían en persona) que pueden servir como recursos técnicos. En 2020 se desarrollará una brecha donde las plataformas sociales hiper conectadas significan que los trabajadores estarían mucho más familiarizados con amigos que con sus colegas. Así que el CIO del 2020 tendrá que competir con el Facebook de mañana. “Las redes empresariales tipo Facebook servirán como un medio mucho más efectivo para que los equipos colaboren”, indica.

6. La guerra cibernética convertirá al CIO en general

No es un secreto que el CIO moderno tiene que lidiar con los ataques cibernéticos todos los días. Sin embargo, como John Thielens, CSO de Axway, empresa de seguridad, lo explicó, la guerra cibernética llegará a un nivel intenso y requerirá una postura casi militarizada por parte del CIO. Una consecuencia del aumento de los ataques: Los principios de neutralidad de Internet finalmente se desmoronarán. Eso significa que el CIO podría tener que pasar a negociar acuerdos entre los proveedores de servicios de Internet. (Hoy, la Web es esencialmente una entidad libre donde los ISP pasan información sin obstáculos). “Veremos el levantamiento de barreras como una forma de mantener seguras las relaciones a través de las fronteras”, apunta Thielens. “Veremos que la administración de la interconexión entre las grandes empresas globales se vuelve mucho más complicada”.

7. BYOD será la norma

En el departamento de TI del futuro, los empleados traerán sus propios dispositivos al trabajo y TI les ayudará a asegurarlos. Hoy, eso es una excepción a la regla – en la mayoría de los casos, TI sigue proporcionando el hardware a los empleados y administra la infraestructura. Tim Naramore, CTO de Masergy, un proveedor de redes administradas, asevera que TI estará a cargo de administrar los dispositivos propiedad de los empleados. Normalmente, los empleados seleccionarán sus propios dispositivos de cómputo y los utilizarán en el trabajo.

8. El outsourcing (externalización) utilizará la inteligencia artificial

Una tendencia clave para los CIO: El outsourcing pasará de administrar equipos físicos que manejan las llamadas entrantes o problemas de asistencia técnica a un rol más complejo que implica lidiar con la inteligencia artificial por computadora. Greg Pierce, director de estrategia de nube de Tribridge, una firma de consulotoría empresarial, cita el ejemplo de un centro de atención telefónica. Hoy, existe en un edificio donde los representantes responden el teléfono. Para 2020, los sistemas de reconocimiento de voz avanzarán al punto en el que un robot puede responder el teléfono y brindar asistencia técnica, usando una voz digital que suene como la de un humano. Eso significa que el CIO tendrá que administrar una legión de “bots” y los árboles de decisiones para la asistencia, no a la gente que hace el trabajo.

9. Los CIO tendrán un impacto en la dirección del negocio

Muchos CIO hoy se reúnen con los líderes de la empresa y contribuyen con la dirección que toma la compañía. En el futuro, el CIO no sólo contribuirá. Puede ser el principal líder de pensamiento, pasando de ser un asesor a tener un rol más enfocado en la innovación directa. Naramore de Masergy dice que el CIO se involucrará en todas las decisiones clave del negocio, desde marketing hasta el diseño de productos y la logística, porque la tecnología jugará un papel vital en esas áreas.

10. La analítica será cada vez más importante

Tomar decisiones significa tener buenos datos, y la mayoría de los CIO han aprendido esta lección. En el futuro, explica Oliver Bussman, vicepresidente ejecutivo y CIO de SAP AG, el CIO irá más a fondo de la analítica como una forma de predecir las futuras tendencias tecnológicas.

“Necesita ganarse un lugar en los niveles ejecutivos al buscar en el futuro hacia dónde va el negocio, y determinar el mapa tecnológico adecuado para habilitar nuevos modelos de negocio, mejorar los márgenes, o de lo contrario darle a su compañía una ventaja sobre la competencia”, señala Bussman. “En muchos casos esto significara aprovechar el cómputo en la memoria y la analítica para reaccionar a las tendencias y aprovecharlas en tiempo real. Correr infraestructuras internas masivas ya no será una prioridad pues casi todo corre en la nube; sin embargo, la seguridad de datos será de vital importancia – y potencialmente habrán desafíos de integración”.

–John Brandon, CIO EE.UU.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.