1

Facebook como caballo loco en la bolsa, pero al final no cumple con expectativas generadas

Hoy comenzó la historia más rentable para una punto com. Pero la red social que conecta a más de 900 millones de personas en todo el mundo ha pinchado el rebote de más del 10% que había protagonizado minutos después de salir a cotizar en la bolsa. Y la verdad quedó en deuda.

Nada más comenzar a cotizar, subía más de un 10% y se situaba en 43 dólares, pero terminó en los 38 dólares por acción en que se fijó su precio de salida. El fundador de la compañía, Mark Zuckerberg, hizo sonar la campana con la que se da comienzo a la sesión del Nasdaq para celebrar la OPV de Facebook, valorada en 104.000 millones de dólares. La salida ha resultado motivadora para Wall Street, que sube con motivo de la OPV, confiando en recuperar parte de lo perdido durante la semana debido a la crisis de la deuda.

El precio final de salida a bolsa de Facebook, fijado el jueves en 38 dólares, supone que la compañía recaudará un mínimo de 16.000 millones de dólares con su oferta pública de venta de acciones (OPV), aunque esa cifra podría llegar a los 18.400 millones.

En base a esos números, el estreno de Facebook es el mayor de una empresa tecnológica de Estados Unidos, muy por encima del que protagonizó el buscador de internet Google en 2004, cuando ingresó 1.900 millones de dólares con una valoración de 23.000 millones.

No solo eso, con esa recaudación de al menos 16.000 millones de dólares, el de Facebook es el tercer mayor estreno en Wall Street de la historia de cualquier empresa estadounidense, tan solo por detrás de la automovilística General Motors, que ingresó 18.140 millones de dólares, y la firma de sistemas de pago Visa, que captó 19.650 millones.

Así, la empresa fundada en 2004 llega a Wall Street valorada en hasta 104.000 millones de dólares (82.000 millones de euros), lo que supera la valoración en bolsa de grandes multinacionales estadounidenses como McDonald’s, Citigroup o Amazon.

Para la ocasión, la ceremonia de apertura se trasladó desde las oficinas del Nasdaq, en la emblemática Times Square de Nueva York, hasta la sede de Facebook, en Menlo Park (California), donde la red social instaló un gran escenario con pantallas gigantes frente al que se arremolinaron cientos de empleados de la firma.

Ante una enorme expectación, Zuckerberg, vestido con su ya tradicional sudadera con capucha y visiblemente emocionado, dio el campanazo que marca el inicio de las contrataciones en bolsa acompañado por decenas de ejecutivos y trabajadores de la empresa, entre ellos Sheryl Sandberg, directora de operaciones.

El director financiero de Facebook, David Ebersman, acudió a las oficinas del Nasdaq en Times Square, cuyas pantallas gigantes se tiñeron del distintivo azul y blanco de la red social para desplegar un letrero en el que se podía leer “Bienvenido Facebook”.

Pese a que las negociaciones en el Nasdaq comenzaron como cada mañana a las 09.30 hora local (13.30 GMT), las acciones de Facebook no comenzaron a intercambiarse en ese mercado hasta las 11.00 (15.00 GMT) y bajo el símbolo “FB”, en uno de los estrenos en bolsa más esperados en años.