1

Intel: Los procesadores dual-core se desperdician en Android

Las versiones actuales del sistema operativo de Google para smartphones, Android, no le sacan provecho a sus procesadores de doble núcleo, según un ejecutivo de Intel.

La pobre implementación de la tecnología de threading en el sistema operativo anula cualquier beneficio que el procesamiento de doble núcleo pudiera brindar a un sistema -y en algunos casos incluso podría reducir el rendimiento-, afirma Mike Bell, gerente general del grupo de Móviles y Comunicación de Intel.

Bell dijo a The Inquirer que incluso la última versión de Android, la 4.0 (Ice Cream Sandwich), sufre de problemas con la programación de threading que limitan los beneficios que los procesadores ARM dual-core ofrecen a los teléfonos Android. Intel usa una tecnología rival, Atom, en su procesador móvil.

Es más, él sostiene que las pruebas de Intel encontraron que los procesadores de un solo núcleo corrían más rápidos que algunos chips dual-core. Para muchos de los equipos en el mercado, no queda claro de cuánto se gana habilitando el segundo núcleo del chip. Es más, “tener un segundo núcleo es en realidad una desventaja, debido al modo en que la gente aún no ha implementado su programación de threads“, asegura Bell.

Aunque los procesadores multinúcleos ofrecen beneficios en desempeño dentro de entornos que no tienen restricciones de energía, siguió Bell, ese no es el caso con los smartphones, que tienen límites tanto de consumo energético como de tolerancia térmica.

Bell no le echa toda la culpa del pobre rendimiento de los procesadores dobles a Android. Algunos de los problemas de threading en el sistema operativo podrían ser abordados por los fabricantes de chips, “ellos sólo no se han molestado en hacerlo”, afirma.

Considerando la fuente

Uno tendría que imaginarse cuánto del razonamiento de Bell está sesgado por la experiencia de Intel en el mercado móvil. No hay teléfonos en la actualidad que lleven procesadores de Intel. El primer intento de la compañía en producir un chip móvil, Moorestown, fracasó. Su más reciente oferta, Medfield, tuvo mejor suerte. Se alió con Motorola y Lenovo para sacar teléfonos con sus chips más adelante en el año.

Sin embargo, es cierto que el procesamiento multinúcleo se ha usado como herramienta de marketing por parte de los fabricantes de equipo Android. Por ejemplo, empezaron a lanzar teléfonos con procesadores de doble núcleo incluso antes de que Android tuviera soporte para estos chips. Y también se apuraron en llevar los teléfonos quad-core al mercado.

Mientras los comentarios de Bell sobre el rendimiento del doble núcleo pueden tener su propia intención marketera, las preguntas que han sacado a la luz piden una mayor exploración de una parte con menos intereses dentro del mercado. Si Android no puede manejar los chips de doble núcleo existentes en sus móviles, ¿qué sentido tiene duplicar sus núcleos, aparte de hacer declaraciones publicitarias vacías y decirle a los usuarios que están obteniendo un rendimiento que no es el real?