1

IBM recupera el liderazgo mundial de supercomputadores

Y el campeón por 16,32 petaflops contra 10,51 petaflops es…Sequoia de IBM, con residencia en el laboratorio nacional de Livermore en California. Este es el resultado del concurso semestral que ha llegado a su 39º edición y que se desveló en la mañana del lunes en el congreso de la supercomputación de Hamburgo (Alemania).

La novedad es que por primera vez en dos años la medalla de oro ha vuelto a Estados Unidos tras dos años vagando por Asia, primero en China y últimamente en Japón. Precisamente, el supercomputador desbancado es el K Computer de Fujitsu con residencia en Kobe. La lista de los diez supercomputadores más rápidos tiene otra novedad: la entrada de un aparato de Italia y, en general, que Europa tenga tres instalaciones en las lista de Top10. Su avance es, paradójicamente, a costa de Estados Unidos que hace seis meses tenía cinco supercomputadoras en la lista y ahora solo tres.

El ganador, el Sequoia, se emplea en los cálculos de simulaciones de armas nucleares, evitando la necesidad de pruebas reales. “Mientras Sequoia sea la más rápida, las capacidades de cómputo subyacentes que proporciona nos da una mayor confianza en la disuasión nuclear de la nación”, ha declarado el portavoz de la Administración Nacional de Seguridad Nuclear (NNSA), Thomas D’Agostino.

Los 16,32 petaflops (medición del rendimiento de un ordenador) significa que Sequoia es capaz de calcular lo mismo que 6,7 millones de personas con una calculadora de mano…durante 320 años….trabajando sin parar. Sequoia utiliza más de 1,5 millones de procesadores.

El supercomputador de IBM es energéticamente también más eficiente que el modelo de Fujitsu, pues consume 7,9 megavatios en comparación con el equipo K, que utiliza 12,6 megavatios.

Según el profesor Jack Dongarra, que junto a Hans Meuer publican la lista semestral, el reinado de IBM se mantendrá el próximo año, y añadió que es 273.930 veces más rápido que el supercomputador ganador en 1993, el CM-5/1024 en 1993, diseñado por Thinking Machines. “Un cálculo que tardaba entonces tres días completos hoy Sequoia lo hace en menos de un segundo”.