1

Samsung Galaxy S III: El smartphone Android a vencer según los expertos TI

Las primeras reseñas de los más recientes smartphones de Samsung llegaron a la misma conclusión: El Galaxy S III es el teléfono Android a vencer, y ya está distribuyéndose con rapidez alrededor del mundo.

Varios operadores importantes se han apuntado para vender el S III. Sin embargo, si nos basamos en las especificaciones presentadas por Samsung, en algunos países de Latinoamérica estan recibiendo la misma variante del teléfono que los EE.UU.: El procesador quad-core ha sido reemplazado por un chip dual-core de 1.5 GHz, pero si ese es el caso, los modelos llegarían con 2 GB de RAM en lugar de uno.

Las otras especificaciones incluyen una pantalla de 4,8 pulgadas con resolución de 1280 por 720 píxeles, cámara de 8 megapíxeles con capacidad de captura de video a 1080p, y el sistema operativo Android 4.0 a bordo, complementado por la interfaz TouchWiz de Samsung.

En la reseña del Samsung Galaxy S III realizada por PCWorld.com, Ginny Mies encontró que la gran pantalla era más brillante y tenía colores más vivos que en el Galaxy Nexus, mientras que en rendimiento el S III sólo era superado por el LG Optimus 4X HD, que tenía un procesador quad-core NVidia Tegra 3.

Mies consideró también que la cámara era bastante buena, concluyendo que el Galaxy S III está a la altura de lo que promete, expresando que “el Galaxy S III es un teléfono excelente, y Samsung hizo lo correcto al hacerlo uniforme entre los múltiples operadores”.

¿Difícil de usar?

Walt Mossberg, de All Things D, concuerda: “El Galaxy S III es un teléfono sólido y capaz. Pero su característica más importante puede ser su ubicuidad”. Mossberg resalta un punto interesante: “El Galaxy S III carece que cualquier capacidad de cambiar el terreno de juego, y en cambio está cargado de un conjunto de nuevos trucos menores a los que el usuario volverá con frecuencia. Hay tantos que podría tomar horas aprender a usarlos y configurarlos. Tuve la fuerte impresión de que los diseñadores de Samsung no lograron concentrarse y sólo arrojaron tantos giros técnicos como les fue posible, algunos de los cuales no funcionaron tan bien”.

David Pogue, del New York Times, también quedó impresionado con el Galaxy S III, pero señaló que “con gran flexibilidad viene gran complejidad. El teléfono te bombardea con alertas y notificaciones -a veces de cabeza. En realidad necesitas un curso de Learning Annex para dominar esto”.

En Wired, Nathan Olivarez-Giles quedó menos impresionado con el equipo, diciendo que “simplemente no se siente como un producto terminado. Podría haber aprovechado más pulido, más planificación, y una experiencia más elegante”. También criticó el software TouchWiz de Samsung, que “incluye muchas características a medio terminar que buscan innovar pero no aciertan al blanco… en particular las apps para compartir. El estilo es aburrido, y no lo bastante emocionante para un teléfono de bandera”.

Vlad Savov de The Verge escribió que “Galaxy S III es un triunfo tecnológico. Quizá no a primera vista, pero Samsung ha hecho la abrumadora mayoría de las cosas bien. La cámara es con facilidad la mejor que he usado en un dispositivo Android, el procesador reclama el título de campeón en el benchmarking, y las personalizaciones dispuestas por encima de Ice Cream Sandwich son sobre todo poco intrusivas y en ocasiones incluso útiles”. Sin embargo, Savor indica que “el tamaño extra-grande de este teléfono, incluso con su genial ergonomía, demostraría ser un obstáculo para aquellos que no pueden albergar con comodidad un móvil de 4,8 pulgadas en su rutina diaria”.

Ed Baig del USA Today no encontró problemas con el S III, excepto por la deficiente función de S Voice, que no funciona tan bien como Siri en el iPhone.

“¿Así que es un iPhone-killer?”, pregunta Hayley Tsukayama del Washington Post. “Llamémoslo un digno adversario. No vale la pena romper tu contrato actual por él, pero si estás buscando un teléfono Android nuevo de gama alta, entonces [el S III] debería estar arriba en tu lista de opciones”.