1

Increíble: El CERN halla el bosón de Higgs, la “partícula de Dios”

Los científicos del CERN (Centro Europeo de Investigación Nuclear) han descubierto una partícula que responde a las premisas que se atribuyen al bosón de Higgs, pilar fundamental para entender el nacimiento y la naturaleza del universo.

La física acaba de dar un paso adelante sin precedentes al encontrar pruebas fiables de la existencia del bosón de Higgs, también conocido como la “partícula de Dios”. De ser cierto este hallazgo, realizado por los expertos del CERN, se podrá mejorar de una forma extraordinaria la comprensión de las estrellas, los planetas y los propios seres humanos. En definitiva, la creación y la naturaleza del universo entero.

“Hemos descubierto algo que es consistente con un bosón de Higgs“, ha afirmado el físico teórico británico John Ellis, profesor del CERN desde 1970. “Es la más sólida evidencia de la existencia del bosón de Higgs”, han explicado los portavoces del organismo europeo durante la presentación del hallazgo.

En concreto, los físicos del CERN han descubierto un nuevo bosón con una masa de 125,3 y +/- 0,6 gigaelectronvoltios, con un valor de 4.9 sigma. Como referencia, a la partícula de Dios se le presupone un sigma de cinco y una masa más o menos similar a la de este nuevo bosón encontrado.

El bosón de Higgs, una partícula subatómica, ha sido durante mucho tiempo un misterio científico y una piedra angular de la física teórica. Se cree que esta partícula es parte de la explicación de por qué la materia tiene masa, lo que combinado con la gravedad, da a lugar al peso de los objetos.

Largo camino hasta el hallazgo

“Ahora tenemos más del doble de los datos que tuvimos el año pasado”, afirma Sergi Bertolucci, director de Investigación del CERN. “Esto debería ser suficiente para ver si las tendencias que estaban viendo en los datos de 2011 todavía están allí o si han desaparecido. Es un momento muy emocionante”.

El año pasado, los investigadores que trabajaban en el famoso y polémico colisionador del CERN entre Suiza y Francia, dijeron que habían encontrado “intrigantes” señales de que se estaban acercando a la prueba de que el bosón de Higgs existe.

En diciembre pasado, los científicos dijeron que no había encontrado la prueba definitiva de la existencia de la partícula. Sin embargo, explicaron que podrían ser capaces de demostrarlo en un año.