1

El papel de la TI en los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Ya comenzaron los Juegos Olímpicos, uno de los eventos deportivos internacionales más importantes del mundo y que congregará a millones de personas en Londres durante los meses de julio y agosto. No en vano, los Juegos están considerados la meta del deporte y conseguir el oro en Londres es el sueño de miles de atletas venidos de todos los rincones del globo.

Pero más allá de los aspectos deportivos, la celebración de unos Juegos Olímpicos tiene unas implicaciones que transcienden lo imaginable como bien demostró Barcelona´92. Los cambios sociales, urbanos y económicos que se producen tras un acontecimiento de esta índole son inmensos y la tecnología también juega un papel fundamental tanto antes, durante y después de los JJOO.

Peso de la tecnología en los Juegos Olímpicos

Sin duda, las TIC son uno de los factores más importantes en la preparación y organización de las Olimpiadas. De acuerdo a fuentes oficiales, de las 2,000 millones de libras que costarán los JJOO, casi una cuarta parte estará dedicada a inversiones tecnológicas como el despliegue de redes de banda ancha, el software necesario para la gestión de las sedes o las herramientas más ligadas a la competición (aplicaciones para mejorar los entrenos, gestión de las carreras e incluso el control anti-dopping).

A todo ello debe unirse el despliegue que se realizará por empresas externas, como televisoras, patrocinadores y compañías asociadas a los Juegos. Centenares de televisoras de todo el planeta están acreditadas en la capital británica para cubrir este evento, con sus correspondientes unidades de satélite y el equipamiento TIC necesario para transmitir en directo todo lo que suceda en las sedes olímpicas.

Despliegue de TI en Londres 2012

Para permitir la celebración de estos Juegos, el área tecnológica de los JJOO empleará unos 15 mil sistemas (900 servidores, mil dispositivos de seguridad y de redes, casi 10 mil ordenadores, 1 mil 600 terminales para comentaristas y 1 mil 800 terminales de información).

Todo ello de la mano de importantes socios de negocio a nivel mundial, uno por cada necesidad concreta, configurando así un ecosistema de colaboración de alta tecnología, liderado por Atos, que buscará cumplir con los máximos requisitos que todo el planeta espera. Así, Acer (equipos informáticos), Airwave (servicios móviles), BT (servicios de comunicaciones), Cisco (infraestructura de red), Omega (cronometrador oficial), Panasonic (equipos AV) o Samsung (comunicaciones inalámbricas) trabajarán juntos para que los Juegos Olímpicos sean todo un éxito.

Gary Pennell, CIO de los Juegos Olímpicos Londres 2012, respondió algunas preguntas para CIO de cómo está afrontando estos juegos.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta como CIO de los Juegos?

“La integración de todos los sistemas y aplicaciones y las actividades de testing (pruebas) programadas. También son retos desplegar un proyecto de TIC como éste en muy diversas localidades (un 70 por ciento en el Parque Olímpico y un 30 por ciento fuera de él) y en breve espacio de tiempo brindando además unos niveles de servicio muy exigentes”.

¿Reutilizan sistemas y software de los JJOO anteriores? ¿Colaboró el comité de Beijing 2008?

“Algo se reutiliza pero hay mucho software nuevo. Ha habido colaboración, pero Londres es muy diferente a la de Pekín y ha habido que hacer muchas cosas nuevas”.

¿Cuántas personas forman el equipo TIC de estos JJOO?

“En el LOCOG somos unas 300 las personas responsables de las TIC, a las que hay que sumar otras 300 provenientes de los socios de negocio y otras 100 de otras partes del mundo. En los Juegos en total trabajan unas 200 mil personas”.

¿Qué lecciones daría al CIO de una gran empresa después de esta experiencia?

“Que intentara tener una colaboración tan estrecha como la que tenemos con nuestros socios de negocio. También le pediría que se centre en la gestión de las TI rigiéndose por plazos para atacar los proyectos en tiempo. Y que priorice el testing, esencial en cualquier proyecto. En nuestro caso, destinamos 200 mil horas en testing, tanto en el Laboratorio, como en las sedes de los juegos, etc. Empezamos con las pruebas en el segundo trimestre de este año y las finalizamos en abril”.

¿Y después?

Una de las principales preocupaciones que siempre se pasan por la cabeza al celebrarse este tipo de eventos es el futuro que le esperan a las instalaciones e inversiones realizadas en la ciudad. Normalmente se eligen a barrios decadentes que reviven con las Olimpiadas pero que corren un grave riesgo de volver a caer en una situación precaria si no se garantiza un recorrido de futuro para la zona.

En este caso, Londres apostó por el municipio de Newham como sede del 70 por ciento de las competiciones y que en el futuro podría convertirse en un importante núcleo europeo de la industria TIC. Y es que varias empresas tecnológicas abrirán allí centros de investigación, como Siemens, conformando el “Silicon Valley” del viejo continente.

Los peligros tecnológicos de los Olímpicos

Estos días se está produciendo un incremento de estafas por correo electrónico, relacionados con los Juegos Olímpicos de Londres.

“Los eventos deportivos importantes, dirigidos a grandes audiencias, siguen llamando la atención de los cibercriminales, que se hacen pasar por representantes de organizaciones legítimas”, aseguran el personal de seguridad.

Estos emails informan al destinatario de que han ganado una importante suma de dinero. Después de contactar con el administrador del premio, se les pide a las víctimas un pago en concepto de “gastos de transferencia” para que puedan recibir el premio. En algunos casos, los cibercriminales piden a la víctima el pasaporte o su DNI. Con esta información personal en sus manos, el robo de identidad está garantizado.

Extremar las precauciones y no confiarse de este tipo de correos es la única forma de no caer en la trampa de aquellos que usan estos acontecimientos para su propio beneficio.

Kristin Burnham CIO EE.UU.

 

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.