1

Google informa de una alarmante tasa de censura de varios gobiernos este 2012

La censura de la información siempre es un tema espinoso, además de un ejercicio peligroso, por eso el macro buscador pone el acento sobre los gobiernos de países como China, Tailandia, Corea del Sur, Estados Unidos, Brasil o Polonia.

Se cumplen dos años desde que Google comenzó a publicar su ‘Informe de Tranparencia’, en el cual divulga el tráfico en tiempo real de los servicios del buscador en todo el mundo, la cantidad de solicitudes de retirada de contenido que reciben de propietarios de derechos de autor y organismos gubernamentales y la cantidad de solicitudes de los datos de usuario que reciben de tribunales y gobiernos.

Las solicitudes de retirada de contenido por parte de los usuarios se pueden comprobar en tiempo real, mientras que la requerida por diferentes organismos gubernamentales se actualizan cada seis meses y aunque entre el top ten de los regímenes políticos que más ejercen la censura no sorprende encontrar a China, lo cierto es que muchos países occidentales y calificados como democráticos aparecen en la lista.

De hecho, en un post del blog de Políticas Públicas de Google se explican algunos de los datos más recientes, los cuales presentan una tendencia al alza que Google considera un tanto alarmante, según declara en la entrada del blog, ‘es preocupante, no sólo porque la libertad de expresión esté en peligro, sino porque algunas de estas solicitudes proceden de países donde no cabe imaginar la censura’. Por eso, no deja de sorprender la gran cantidad de solicitudes por parte tribunales y gobiernos de países como Brasil, Estados Unidos y Alemania, los cuales se sitúan solo por detrás de India y Corea del Sur, teniendo en cuenta que los que más ejercen la censura son los gobiernos de China y Tailandia.

Asimismo, en el blog de Políticas Públicas de Google se afirma que las peticiones de eliminación de contenidos por parte de España fueron un total de 270, además, el buscador establece una comparación entre España y Polonia, donde una institución pública pidió la retirada de los enlaces a una web que criticaba la gestión del gobierno polaco.

Por otro lado, Google cumple todas las peticiones de retirada de contenido que recibe, aunque sí que ejecuta la mayor parte de ellas y si se les permite a los gobiernos eliminar contenidos que critican sus políticas se cae en un acto de censura, siempre cuestionable pero más aun en el caso de las democracias occidentales.