1

Google ha decidido fortalecer su equipo SWAT de privacidad

A menos de dos semanas de acceder a pagar una multa de US$ 22,5 millones por violar la privacidad de los usuarios del navegador Web Safari de Apple, Google está fortaleciendo su equipo de privacidad para asegurarse de que no se repitan los errores pasados.

El gigante de las búsquedas publicó un anuncio de empleo en su sitio web buscando un ingeniero de privacidad de datos para su “Red Team” de privacidad. De acuerdo a la publicación, el ingeniero de privacidad sería responsable de asegurar que los productos de Google operen de manera que protejan la privacidad de sus usuarios.

“Específicamente, trabajarás como miembro de nuestro Privacy Red Team para identificar, investigar y ayudar a resolver independientemente posibles riesgos de privacidad a lo largo de todos nuestros productos, servicios y procesos de negocios implementados hoy”, dice el aviso.

Además, el nuevo ingeniero de privacidad necesita tener un conocimiento íntimo de las mecánicas internas de los navegadores Web y redes de computadoras actuales, disfrutar de analizar diseños e implementaciones de software tanto desde una perspectiva de privacidad como de seguridad, y ser capaz de descubrir y priorizar fallas de seguridad emergentes sutiles e inusuales. Fortalecer su equipo de privacidad es una buena idea para Google, que ha cometido una serie de deslices de privacidad en los últimos 15 meses.

En marzo de 2011, la compañía tuvo que establecer un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio de los EE.UU. (FTC) por violaciones de privacidad conectadas a su desaparecida red social Buzz. Como parte de ese arreglo, Google accedió a 20 años de auditorías de privacidad.

Un año después, Google hizo cambios en su política de privacidad que le permitían a la compañía conectar información entre todas las cuentas del usuario. Esto desató demandas en California y Nueva York que decían que los cambios en las políticas violaban el acuerdo anterior con la FTC.

El servicio Street View de Google se convirtió en una fuente de vergüenza de privacidad debido a que el gigante de las búsquedas fue descubierto recolectando datos de redes de Wi-Fi individuales con sus vehículos Street View. Se abrieron investigaciones alrededor del mundo -en Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Irlanda, Australia, Noruega y los Estados Unidos-, y al final la FTC multó a Google por US$ 25 mil por impedir sus investigaciones en torno al tema.

El acuerdo de US$ 22,5 millones con la FTC incluía alegatos acerca de que Google violaba las leyes de privacidad al rastrear a los usuarios de Safari con cookies. El acuerdo está siendo apelado en las cortes federales estadounidenses por el grupo de defensa del consumidor Consumer Watchdog, debido a que el acuerdo establece que Google no reconoce estar haciendo nada incorrecto.