1

Amazon hace más amigable para la web su servicio de almacenamiento

Amazon está añadiendo la capacidad Cross-Origin Resource Sharing a su S3 Simple Storage Service, lo cual permite a los desarrolladores construir de manera más sencilla aplicaciones web que accedan a los datos almacenados en la nube de la compañía.

Los desarrolladores pueden ahora implementar subidas ‘jalar y soltar’ basadas en HTML5 a Amazon S3, mostrar el avance de la subida o actualizar contenido, de acuerdo a Amazon. Hasta ahora, los desarrolladores necesitaban correr un servidor proxy customizado entre su aplicación web y S3 para soportar estas capacidades, lo cual traía complicaciones, señaló la compañía.

Cross-Origin Resource Sharing (CORS) permite a los desarrolladores construir aplicaciones web que realizan requests a los dominios que no son aquellos que han proporcionado el contenido primario. Las páginas web externas, hojas de estilo y aplicaciones HTML5 alojadas en diferentes dominios pueden ahora usar fuentes web e imágenes alojadas en S3, lo cual permite que estos recursos puedan ser usados en diferentes sitios web.

El personal de administración del sistema y los desarrolladores pueden usar la Management Console o la API (application programming interface) de S3 para configurar un bucket S3 para CORS.

Para poder usar requests de origen diverso, los desarrolladores tienen que crear una ‘configuración CORS’, un documento XML con reglas que identifican qué puede acceder a un bucket S3. Los desarrolladores pueden añadir hasta 100 reglas al documento de configuración, escribió Amazon en la guía para desarrolladores de S3.

Almacenar datos en S3 usando la oferta estándar de Amazon cuesta desde 0,125 dólares por gigabyte por mes por el primer terabyte de datos, y Amazon también ofrece un opción reducida de redundancia. Además, los usuarios deben pagar por los requests y la transferencia de datos desde la nube de Amazon.