1

El crecimiento de los emprendedores mexicanos estará ligado al conocimiento y uso que le den a la tecnología

Cybylian Social Research, que recientemente lanzó D3 (Digital Divide Decreaser), iniciativa enfocada a contribuir a cerrar la brecha digital que existe en México dio a conocer que se mantiene impulsando el conocimiento y uso de la tecnología para que se consolide una sociedad del conocimiento en México que sea más competitiva de forma global.

“Esta nueva era en la historia de la economía nos demuestra que las ideas son una nueva fuente de enriquecimiento. La tecnología posibilita que personas y empresas participen de la comunidad tecnológica globalizada”, dijo Víctor Ruiz, consejero delegado de Cybylian Social Research.

Como podemos observar el mundo cambió y la geografía ya no lidera nuestro destino. La tecnología permite que cada niño, en cada pequeña comunidad, tenga acceso a las mismas oportunidades. Sin embargo, para ser competitivos en esta sociedad basada en la información, los emprendedores necesitan desarrollar habilidades apropiadas para el siglo XXI tales como la colaboración, la resolución de problemas o el pensamiento crítico.

“La tecnología fortalece a los individuos pero no es una solución por sí sola. Los gobiernos y empresas necesitan ayudar a crear el ambiente perfecto para que cada economía pueda prosperar”, externó Ruiz.

Conocimiento y uso de la tecnología

Víctor Ruiz señala que esa creación de ambientes perfectos para la prosperidad económica pasa por la capacitación en el uso de la tecnología, la cual ayuda a estar preparados para el porvenir que llega cada vez más deprisa, con los avances tecnológicos.

“Para responder a los desafíos de este nuevo orden, necesitamos enfocarnos a los conocimientos necesarios para el siglo XXI: conocimiento básico de medios de comunicación y tecnología, comunicación efectiva, comercio electrónico, trabajo y educación a distancia, pensamiento crítico, capacidad de resolver problemas y de trabajar en equipo. Las claves para el éxito en esta nueva economía y de la sociedad del conocimiento son tres: adquirir, profundizar y crear conocimiento”, indicó Ruiz.

La iniciativa D3 (Digital Divide Decreaser) se enfoca a la calidad del conocimiento lo cual permitirá a los emprendedores tener una mayor comprensión de asuntos relevantes para la vida cotidiana y realizar actividades basadas en colaborar, crear y compartir dicho conocimiento.

Un ecosistema competitivo

Los emprendedores viven hoy en un mundo on demand y son tecnológicamente dependientes, pero posiblemente no estén obteniendo todos los beneficios de la tecnología con la que cuentan. Pocas veces utilizan un smartphone o una tableta para tener acceso a recursos educativos o de capacitación en línea o para realizar investigaciones profundas acerca de su mercado, tendencias  y competidores. El siglo XXI tiene como característica Internet, por lo que los emprendedores deben tener en cuenta los conceptos de colaboración y construcción compartida del conocimiento, basados en sistemas descentralizados y estimuladores de la individualidad.

“Recientemente Edmund S. Phelps, premio Nobel de Economía 2006, destacó que la educación y capacitación de los empresarios y su fuerza laboral facilita la difusión de nuevas tecnologías y el incremento de la productividad y permite a los países más pobres dar el salto necesario para no quedarse atrás de los más ricos. Lo que menciona el señor Phelps sólo confirma lo que estamos proponiendo: México no puede esperar más para contar con un mejor conocimiento en el uso de la mejor y más avanzada tecnología”, concluyó Ruiz.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.