1

Increible…A pocas de lanzarse el iPhone 5 aparece polémica copia china

La semana pasada se difundió la noticia que un fabricante chino lanzó un smartphone con muchas de las características físicas que se espera contenga el iPhone 5. Paradójicamente, se patentó el equipo con lo que Apple podría violar patentes al lanzar su próximo iPhone. ¿Podría Apple salir perjudicado?

El fabricante chino Knockoff lanzó hace poco su dispositivo Goophone I5 con mucho parecido a los diseños filtrados que podría tener el iPhone 5 que se presentará el 12 de septiembre. Hasta ahora esto no tiene nada de novedad pues es más que sabido que China es el país por excelencia de las réplicas y los clones de productos.

Lo que en un principio parecía otro smartphone que descaradamente copió las tentativas características del iPhone 5, pasó a ser un muy curioso caso que al menos un servidor no recuerda algo parecido: Knockoff decidió patentar su Goophone I5 (Que por cierto corre el sistema operativo Android en su versión Honeycomb), lo que podría hacer que Apple infringiera leyes de patentes si su dispositivo aún no revelado se parece mucho al patentado teléfono chino. Y sí, Apple sería el “copión”.

¿Por qué Knockoff podría ganar un posible juicio?

Hasta el momento las imágenes que se han revelado sobre el iPhone 5 son meras especulaciones sobre su diseño final, por lo que en teoría la empresa no está copiando el diseño del iPhone 5. En caso de que el smartphone de Apple sea parecido, Knockoff podría demandar a Apple. Por supuesto, los de Cupertino afirmarían que el iPhone 5 es el original, pero el fabricante chino alegaría que no pudo haber copiado algo que nunca se mostró. Goophone I5 se lanzó desde agosto del presente año.

Los rumores afirman que el iPhone cinco tendrá cuatro pulgadas en su pantalla y conservará su actual diseño. Las pocas diferencias con el dispositivo de Knockoff son .5 pulgadas menos y el logo de Android en la parte trasera.

Llevando un poco al límite las suposiciones, si Apple lanza un smartphone similar tendría que pagar una fuerte suma para poder vender el nuevo iPhone en el país oriental; algo muy parecido a lo que recientemente se vio en el mismo país con el nombre del iPad, que se demostró que legalmente pertenecía a la empresa Proview.

David contra Goliath

Lo que pase en un futuro cercano dependerá de cuáles sean las intenciones de Knockoff. En el menor de los casos pretende protegerse de posibles reclamos de Apple y si es lo suficientemente valiente podría incluso impedir las ventas del iPhone 5 en China. Pero lo que es seguro es que desde ya Apple ha puesto el ojo sobre el Goophone I5.

Está claro que este equipo es muy parecido a los iPhone y iPod, por lo que no me queda del todo claro qué es lo que podría alegar la empresa china ante este obvio plagio. Además, se estaría enfrentando ante un veterano de los juicios de patentes, por lo que no le sería sencillo ganarle a Apple en los tribunales.

“Sería lamentable que un sistema de patentes fuera diseñado para permitir este tipo de comportamiento”, dijo Robin Feldman, profesor de Derecho en la Universidad de California en Hastings y autor del libro Repensar los derechos de patente.

Sería surrealista pensar que Apple sea tachado de imitar a un dispositivo que “grita” que se basó en la imagen de los iPhone, y más cuando es famoso por cuidar tanto que otras marcas no imiten sus propuestas. Aún es un poco precipitado afirmar qué pasará ahora que se lance el iPhone 5 y se compare con el Goophone I5, pero lo que es seguro es que Tim Cook no se quedará con las manos cruzadas y que la imaginación y cinismo de algunas empresas chinas no tiene límite.