1

En la era del Big Data…los consumidores ahora tienen el poder

El análisis del big data busca entender el comportamiento del consumidor para tomar decisiones certeras. La solución High Peformance Analytics de SAS permite que el análisis se realice en minutos o segundos y que las decisiones sean en tiempo real.

El conocimiento acerca del comportamiento de los consumidores es hoy clave para muchas industrias, especialmente para aquellas que están orientadas al cliente final, como bancos, telcos o retail. Entender cómo se comportan sus clientes marca una diferencia, para generar estrategias de negocios más atractivas y certeras.

El análisis de gran cantidad de modelos analíticos para conocer y predecir el comportamiento del consumidor es hoy una realidad en diversos sectores, permitiendo saber qué tipo de preferencias tienen los clientes, hasta qué tipo de préstamos o créditos pueden gestionarse, o qué probabilidad de morosidad puede tener un determinado cliente.

Según Dr. Jim Goodnight, CEO de SAS, empresa líder mundial en business analytics, quien visitó recientemente Chile, el análisis del big data hoy permite que los consumidores finales se encuentren más empoderados, debido a que muchas decisiones estratégicas se basan en el análisis de su comportamiento.

“En la industria del retail, por ejemplo, hoy es posible asegurar que en las tiendas exista disponibilidad de tallas para cada una de las prendas. Mediante el análisis de la historia de las tallas vendidas en cada área y tienda, se las agrupa según la demografía y las tallas que se han comprado en el pasado; de esta forma, cuando las tiendas hacen sus órdenes de compra, las hacen pensando en la distribución de tallas que históricamente han tenido a lo largo del país, entregando un beneficio directo al consumidor final que podrá tener cierta certeza de que se encontrará su talla”, explica Goodnight.

Cuando la rapidez sí importa

El análisis del big data implica decenas de miles de procesos en paralelo, los que pueden durar horas, días e incluso semanas. Lograr procesar información vital para el diseño de acciones estratégicas con mayor rapidez se convierte es una variable fundamental para tomar decisiones en el momento indicado.

Dr. Goodnight explica que hoy SAS Institute ofrece la solución High Performance Analytis (HPA), que permite que una organización obtenga en segundos o minutos conocimiento e información que antes tardaba horas, días e incluso semanas, haciendo realidad la toma de decisiones prácticamente en tiempo real.

“Nuestra oferta de HPA es a través de un servidor de alto rendimiento en nuestro Datacenter y todo el trabajo duro de computación y procesamiento de datos se hace a través de estos grandes servidores. Los resultados se despliegan en browsers o en tablets o en smartphones, ya que todo el trabajo de procesamiento se realiza en estos grandes servidores”, indica el CEO de SAS.

Según Jim Goodnight, High Performance Analytics permite hacer el trabajo de 18 o 19 horas en 4 o 5 minutos. Por ejemplo, analizar los fraudes por lavado de dinero con HPA llevaría no más de 50 minutos. “Una gran cantidad de bancos y telcos utilizan modelos analíticos para identificar cuáles son sus mejores clientes y cuáles de ellos deben incluir en sus próximas campañas de marketing y qué tipo de ofertas deben hacerse. Aquí es donde entra a jugar fuerte todo lo que es Analytics, y con High Performance Analytics estas decisiones pueden tomarse de manera mucho más rápida”, agrega.

Análisis predictivo en las redes sociales

El análisis predictivo del big data se traslada también a las redes sociales. El CEO de SAS plantea que hoy en las redes sociales es posible analizar los sentimientos del mercado, utilizando un motor de análisis de texto de SAS, “lo que nos permite saber qué están diciendo las personas sobre una compañía o una marca en particular. Tomar decisiones en función de que si la actitud de las personas es positiva o negativa”, profundiza.

“Las empresas que están ejecutando una campaña publicitaria o una promoción pueden observar un flujo de redes sociales y todo el tráfico alrededor para determinar si hay una actitud positiva o negativa de todas las personas que están tuiteando. Esto tiene un gran potencial y, en definitiva, hará que las personas que más se manifiesten en sus redes sociales sean las que serán escuchadas, más que las que no lo hacen”, concluye Dr. Goodnight.