1

Corero presenta la Primera Línea de Defensa frente a ataques DDoS y ataques dirigidos contra Servidores

El nuevo perímetro de la solución de protección de infraestructuras TI permite proteger lo que los Firewall no pueden

Corero Network Security, acaba de anunciar el lanzamiento de la Primera Línea de Defensa (First Line of Defense), que bloquea ataques DDoS desde nivel tres a nivel siete y ataques dirigidos contra servidores.

Los cibercriminales y ciberterroristas han alcanzado tal nivel de sofisticación que los cortafuegos no pueden ofrecer la protección adecuada. Mientras que los cortafuegos fueron, y siguen siendo, diseñados para proteger las redes frente a una variedad de problemas de seguridad, existen agujeros cuando se trata de proteger frente a ataques DDoS y ataques maliciosos dirigidos contra servidores.

Con el aumento de número de ataques de denegación de servicio, como por ejemplo los ocurridos recientemente contra las principales instituciones financieras de Estados Unidos, Corero propone una solución que trabaja junto con los cortafuegos existentes para incrementar la seguridad de red en conjunto.

Esta nueva propuesta permite colocar un dispositivo de protección en las instalaciones de las organizaciones y delante de los cortafuegos para eliminar los ataques que puedan degradar o deshabilitar la infraestructura de TI o las soluciones de seguridad existentes, antes de que éstos alcancen la red corporativa. Esto elimina las costosas caídas de los sistemas y las decepcionantes experiencias de los usuarios que usan los servicios Web. Corero permite expandir el perímetro de la infraestructura TI para cubrir posibles agujeros de protección del cortafuegos y proponer una verdadera primera línea de defensa.

“La información es nuestro principal bien y dependemos de nuestro sitio Web para poderla ofrecer a nuestros clientes, pero cuando fuimos el blanco de un sofisticado ataque DDoS hace un año, no pudimos ofrecer ningún tipo de información durante cuatro horas”, relata Oleg Voloshin, CTO de Zacks Investment, firma líder en investigación financiera en Estados Unidos. “Nuestra infraestructura existente de cortafuegos y prevención de intrusiones (IPS) fue incapaz de detener el ataque. Necesitábamos una solución que pudiera garantizar que nuestra infraestructura TI al completo fuera capaz de funcionar como es debido. La primera línea de defensa de Corero hizo exactamente eso. A pesar de que seguimos detectando intentos de ataque, éstos no han tenido éxito y nuestros cortafuegos e IPS hacen el trabajo para el que fueron pensados.”

La Primera Línea de Defensa de Corero erradica los ataques DDoS y ataques maliciosos dirigidos contra servidores filtrando y eliminando el tráfico de los ataques antes de que éste llegue a la red. Como resultado, el tráfico legítimo de los clientes nos se ve retardado, limitado o bloqueado. Todo ello permite que la infraestructura TI al completo opere mas eficientemente, optimizando el rendimiento de los dispositivos de seguridad, las aplicaciones de red y de servidores, lo que garantiza la continuidad del negocio.

“Tuvimos una firma de alto nivel en Wall Street que estuvo bajo un ataque DDoS continuo, con más de 10.000 atacantes en un momento dado y procedentes de casi todos los países del mundo. Este ataque sobrecargó sus cortafuegos y paralizó sus sitios web. Ninguno de sus clientes fue capaz de acceder a sus servicios web y, lógicamente, estaban muy descontentos” comenta Colin Ryan, General Manager de Dynamic Business Systems, proveedor de soluciones de red de Nueva York. “Aunque el fabricante del cortafuegos dijo que ofrecían protección frente a DDoS, enseguida nos dimos cuenta de que esto no era así. Necesitábamos algo que fuera específicamente diseñado para tratar este tipo de tráfico y de ataques. La solución de Primera Línea de Defensa de Corero se instaló y en cuestión de horas los ataques fueron mitigados y el rendimiento volvió a ser normal.”

“Las organizaciones están experimentando una falsa sensación de seguridad pensando que sus cortafuegos les están protegiendo de todas la amenazas potenciales,” afirma Marty Meyer, CEO de Corero. “Nuestra solución de Primera Línea de Defensa complementa a los cortafuegos eliminando todo el tráfico originado por los ataques para el cual no fueron diseñados.”

“La sofisticación de los ataques a los que se enfrentan las organizaciones no muestra signos de que vaya a decrecer. Las empresas necesitan dotarse de una real protección frente a este tipo de amenazas,” explica Richard Stiennon, Analista Jefe de Investigación, IT Harvest. “Adoptando una solución, como la Primera Línea de Defensa de Corero, que limpia el tráfico antes de que entre en la red, las organizaciones pueden garantizar que sus inversiones existentes en infraestructura están protegidas y su rendimiento optimizado.”

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.