1

Gartner: La Tecnología del Big Data puede crear “Big Jobs” en el futuro próximo

Alrededor de cuatro millones y medio de empleos en tecnologías de información y comunicaciones (TIC) a nivel mundial en 2015 estarán directamente relacionados con el soporte y la administración de las grandes cantidades de datos (Big Data), de acuerdo con Gartner.

Hoy Big Data, junto a la nube y la movilidad, serán las principales tendencias que impulsarán a la industria de TIC a superar los 3 mil 700 millones de dólares en 2013. Así, se crearán 4 millones 400 mil empleos de TI a nivel global para dar soporte y aprovechar el enorme auge de los datos en las empresas. A decir de Gartner, la inversión en nuevas tecnologías en las corporaciones superará el próximo año los 3 mil 700 millones de dólares, 3.8% más que la proyección estimada para 2012 y que ronda los 3 mil 600 millones.

El incremento del interés por el Big Data se explica si se analizan las áreas que más están mirando hacia las TIC y la administración del Big Data como catalizador de su crecimiento, de acuerdo con un estudio de Avanade, son: las de relación y satisfacción de los clientes (27 por ciento), planificación estratégica (23 por ciento) y ventas y mercadotecnia, finanzas, desarrollo de productos y diferenciación competitiva (cada una con 20 por ciento).

Big Data, la nube y la movilidad serán los tres catalizadores principales de este crecimiento. En ese sentido, Gartner predice que en 2016 se venderán más de mil 600 millones de smartphones y tablets en todo el mundo y dos terceras partes de la fuerza de trabajo tendrán un terminal inteligente elevando el porcentaje de empleados móviles a más de 40%.

En apenas dos años, los iPad serán más comunes en los negocios que las BlackBerry y 20% de las organizaciones usarán estos dispositivos como plataforma móvil principal para sus fuerzas de ventas.

Todo ello enmarcado en un proceso de consumerización y BYOD que se reflejará en que la mitad de los dispositivos no-PC en 2016 estarán comprados por los propios usuarios mientras que al acabar esta década, será la mitad pero de todos los equipos informáticos los que pertenecerán al usuario.