1

Windows 8: Un Ballmer iluminado presentó el nuevo S.O. de Microsoft

En lo que viene a ser el esfuerzo de marketing más desafiante hasta el momento, Microsoft lanzó su próxima generación de sistemas operativos, Windows 8, en la ciudad de Nueva York.

Windows 8 rompe las percepciones de lo que realmente es una PC”, sostuvo Steve Ballmer, CEO de Microsoft, durante el lanzamiento realizado en Pier 57, un gigantesco almacén que sobresale en el río Hudson. El sistema operativo es radicalmente diferente de las versiones previas de Windows 8, dijo Ballmer, ya que trabaja con un creciente número de factores forma computacionales, muchos de los cuales fueron mostrados por Microsoft durante el evento.

Estos nuevos dispositivos difuminan la línea entre las tabletas y las PC, y ofrecen lo mejor de ambos. “¿Son nuevos diseños de PC? Sí. ¿También son tabletas? Sí. Juntamos los mejor de ambos mundos. Las personas escogerán lo que es importante para ellos. Todos podrán encontrar su PC perfecta”, sostuvo Ballmer.

El ejecutivo también enfatizó la mayor dinámica que tendrán los dispositivos con Windows 8 en comparación con los dispositivos de la competencia. Las máquinas con Windows 8 “estarán vivas y mostrarán actividad”, gracias a los cuadros que actualizan la información personal en la pantalla de inicio, señaló. “La pantalla inicial se encontrará llena con todo y todos los que son importantes para ustedes. Siempre sabrán lo que está pasando con las personas que forman parte de sus vidas”, afirmó Ballmer.

Microsoft siempre ha comercializado las nuevas versiones de Windows con bastante aplomo. Pero es particularmente importante para Microsoft que esta versión de Windows sea un éxito. Los observadores han notado que, a diferencia de las versiones desde Windows 95, Windows 8 no tiene el éxito asegurado. La prensa ha considerado que este lanzamiento es probablemente la “última oportunidad” que tiene Microsoft y quizás sea el fin del dominio de la corporación sobre la plataforma de las computadoras.

Mucho ha cambiado en los tres cortos años desde que se realizó el último gran lanzamiento de Windows, su versión 7. El mercado de los dispositivos de cómputo para consumidores se ha expandido, y se ha apartado de la exclusividad de Windows. Steven Sinofsky, presidente de la división de Windows y Windows Live, reconoció esto cuando anunció el lanzamiento oficial.

“Esta es una nueva era para las PC con Windows”, dijo el ejecutivo. “Windows 8 es una importante piedra angular en la evolución y revolución de la computación”.

Sinofsky sostuvo que el ambiente de las PC en la actualidad es radicalmente diferente que el mundo de inicios de los años 90 para el que Windows fue desarrollado. En ese entonces no había correo electrónico, ni Internet, ni cámaras digitales. Las PC se encontraban atadas a grandes pantallas CRT, que tenían menos resolución que los teléfonos inteligentes de la actualidad. Hace 15 años, trabajar en una computadora significaba trabajar en una computadora de escritorio, o quizás, en una laptop para empresas. Y ambas usaban Windows, excepto por una pequeña cantidad de computadoras Apple Macintosh. Windows dominaba ambos formatos ampliamente.

Desde entonces, gracias a la Ley de Moore y a otras mejoras en la tecnología, el poder de cómputo se ha reducido a proporciones de mano. Y otros sistemas operativos, como el iOS de Apple y Android –que se basa en Linux– han tomado la ‘parte del león’ de este gigantesco pero aún creciente mercado móvil, forzando a Microsoft a intentar ponerse al día.

La estrategia de la compañía es redefinir a Windows como un solo sistema operativo que puede ofrecer una interfaz unificada a toda una gama de dispositivos, desde dispositivos móviles de mano hasta computadoras de escritorio de gama alta.

Sinofsky sostuvo que Windows 8 se basa en el éxito de las versiones previas de Windows. Windows 7 fue “el sistema operativo más exitoso”, afirmó, recalcando que se han vendido 670 millones de licencias de Windows 7. En total, más de mil millones de personas han usado alguna versión de Windows, afirmó.

Microsoft ha dado grandes pasos para afrontar los muchos factores forma disponibles en la actualidad, como las PC convertibles, las cuales pueden cambiar de laptop a tableta, sostuvo Sinofsky. “En Windows 8, evitamos las repeticiones”, afirmó. “Hemos vuelto a imaginar el Windows”.

Para el lanzamiento, la compañía comisionó una exhibición llamada Microtropolis, que es una réplica a gran escala de Manhattan en la cual muchos de los edificios sirvieron como plataformas para la exhibición de los dispositivos con Windows 8. Microtropolis fue diseñada como forma de mostrar los muchos y variados dispositivos en los que corre Windows 8, y lleva el mensaje de que Windows 8 va a generar toda una nueva gama de dispositivos de cómputo para satisfacer todas las posibles necesidades. Hasta ahora, más de mil diferentes dispositivos han sido certificados para correr en Windows 8, señaló Sinofsky.

El ejecutivo también sostuvo que Windows 8 serviría como un upgrade significativo incluso para las máquinas que corren Windows 7. El nuevo sistema operativo amplía la duración de la batería en 13%. El tiempo de boot ha sido reducido de 15 a 10 segundos. Una máquina con Windows 8 puede asegurar una conexión Wi-Fi en tan solo un segundo. El desempeño general ha sido mejorado en 30%. Las nuevas aplicaciones para Windows 8 pueden descargarse en un solo paso de la Windows Store.

Con este esfuerzo de marketing, Microsoft está pidiendo a los consumidores que “re-imaginen Windows”, afirmó Tami Reller, chief marketing officer de Windows en Microsoft, en una entrevista un día antes del lanzamiento. “Queríamos tomar el poder y flexibilidad de Windows y llevarlo por toda una gama de factores forma”.

“Queremos que el cliente pueda escoger el dispositivo que mejor le convenga, ya sea uno o varios, y tenga una experiencia previsible y común” con la interfaz de usuario, afirmó Reller. Los servicios de nube de Microsoft como SkyDrive permitirán a los usuarios compartir contenido en diferentes dispositivos.

Desafortunadamente, esta decisión de ofrecer variantes de Windows podría causar probablemente confusión entre los consumidores, han señalado los entendidos. La empresa tenía que desarrollar dos variantes de Windows 8 para que corran en dos familias de procesadores distintas, x86 de Intel y Arm –que se usa ampliamente en los dispositivos móviles.

Alguien podría comprar un dispositivo con Windows RT, como la tableta Surface de Microsoft, y luego quedar frustrado al no poder correr sus propias aplicaciones Windows –aquellas que corrían en las versiones previas de Windows 8– en este nuevo dispositivo. Otro desafío que Microsoft debe enfrentar es cómo explicar los motivos por los que las empresas y los usuarios de escritorio deberían trasladarse a Windows 8, especialmente dado que Windows 7 ha sido bastante exitoso en este campo.

Reller afirmó que la empresa no intentará explicar la diferencia entre Windows RT y Windows 8 en sus actividades de marketing para consumidor en los medios de comunicación sino que lo hará en su sitio web. La ejecutiva también afirmó que se encuentra confiada en que la interfaz de usuario, aunque nueva, será intuitiva para los usuarios. Afirmó también que la compañía ha compilado más de “65 siglos” de evaluaciones de usuarios que muestran que los consumidores comprenden cómo funciona la interfaz y que la encuentran preferible al viejo look and feel de Windows.

Se han realizado muchas pruebas, afirmó Sinofsky. Hasta el momento se han descargado y probado 16 millones de copias de la versión prebuild de Windows 8, y la empresa ha acumulado más de 1,24 mil millones de horas de evaluaciones.

Microsoft está planeando dejar que su Windows Store sirva como punto focal de la migración hacia Windows 8. Gracias a las nuevas herramientas de desarrollo lanzadas el año pasado, los desarrolladores pueden ahora construir una aplicación una vez y hacer que corra en dispositivos con Windows 8 o Windows RT sin modificarla. “Escríbela una vez, úsala en todo lugar”, dijo Reller. Con el tiempo, espera Microsoft, los consumidores comprarán sus aplicaciones nuevas y de reemplazo de la App Store y se preocuparán menos por los problemas legacy en las máquinas antiguas.

“Tenemos cientos de aplicaciones que se añaden a la tienda todos los días”, afirmó Reller.

Tanto Ballmer como Sinofsky parecían haber desplegado más energía que lo usual cuando presentaron Windows 8 al mundo, lo cual no es de sorprender dado que con este release el futuro de la empresa se encuentra en juego.

“Es un momento muy importante. Reconocemos plenamente cuán importante es Windows 8”, afirmó Reller. “Ese es el motivo por el que somos tan ambiciosos. Hemos estado enfocados y estamos listos para llevar este producto al mercado”.

 

Joab Jackson, IDG News Service

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.