1

Intel Itanium 9500 un aliado para la computación de misión crítica

 

Basado en una nueva micro arquitectura, el procesador Intel Itanium duplica el rendimiento y aumenta el poder de recuperación

  • El procesador Intel Itanium 9500 ofrece disponibilidad y poder de recuperación de errores sin precedentes, además de mejorar el rendimiento cuando comparado a la generación anterior.
  • Con el doble del número de núcleos en la nueva micro arquitectura, el procesador Intel Itanium 9500 series ofrecerá hasta 2,4 veces la escala del rendimiento y la velocidad I/O 33% más rápida que la generación anterior, además de ofrecer nuevas capacidades, como la Intel Instruction Replay Technology.
  • Las futuras generaciones de los procesadores Intel Itanium adoptarán un innovador “Modelo de Desarrollo Modular” que permite una unión más profunda entre el Intel Itanium y la familia del procesador Intel Xeon E7, desde los elementos comunes de diseño de silicio, hasta la compatibilidad total del conector. Esto ofrecerá una vía más sustentable para el desarrollo del Itanium y una mayor flexibilidad de diseño para los asociados de Intel.

En una era de crecimiento sin precedentes en la utilización de datos, las empresas requieren soluciones computacionales poderosas que ofrezcan escalabilidad y poder de recuperación para ejecutar la mayoría de las aplicaciones de misión crítica de TI. El nuevo procesador Intel Itanium 9500 series es dos veces más potente que la generación anterior, tornándolo ideal para las cargas de trabajo más exigentes, incluyendo el análisis de negocios, el bancos de datos y las aplicaciones para el Plan de Recursos Empresariales (ERP, por sus siglas en inglés), en larga escala. Los sistemas basados en los procesadores Intel Itanium ejecutan en más de tres cuartos de las empresas de la Lista World’s Global 100 en industrias que incluyen sectores como el aeroespacial, energía, ciencias de la vida y telecomunicaciones. Como el procesador Intel Itanium 9500 series, esas industrias se beneficiarán de un salto en rendimiento y en el aumento del poder de recuperación de errores, la disponibilidad y la capacidad de servicio (RAS) de categoría mundial.

“En un mundo en donde las empresas están cada vez más dependientes de TI como una ventaja competitiva, cada vez más aplicaciones empresariales son consideradas de “misión crítica”. Es necesario que estén siempre disponibles, con una alta velocidad de respuesta y ser extremamente fiables. Y precisamente para estas cargas de trabajo que desarrollamos el procesador Intel Itanium 9500”, afirmó Diane Bryant, vicepresidente y gerente general del Intel’s Datacenter and Connected Systems Group. “Creada a partir de la nueva micro arquitectura, y ofreciendo un rendimiento innovador, la familia del procesador Intel Itanium 9500 señala el compromiso continuo de Intel para ofrecer disponibilidad, fiabilidad y escalabilidad para atender las demandas de aplicaciones críticas en todas las industrias”.

Rendimiento empresarial con disponibilidad de categoría mundial

Con 3.100 millones de transistores, el procesador Intel Itanium 9500 series es, hasta hoy, el procesador de propósito general más sofisticado de Intel. Soporta hasta el doble de núcleos (8 en vez de 4) que el procesador de la generación anterior, cuenta con hasta 54 MB de memoria en la matriz y habilita hasta 2 TB de DIMMs de bajo voltaje en una configuración con cuatro sockets. La velocidad del procesador aumentó 40% con relación a la generación anterior en configuraciones de bajo consumo. Las nuevas frecuencias varían entre 1,73 GHz con 130 Watts de potencia, y 2,53 GHz con 170 Watts de potencia.

 Al ofrecer los más altos niveles de rendimiento del Intel Itanium, estos nuevos procesadores habilitan implementaciones altamente escalables con disponibilidad de categoría mundial para las aplicaciones con la utilización intensa de datos, cuyos períodos de inactividad no son una opción. Estos incluyen ERP, Software para la gestión de la cadena de proveedores y para la gestión de la relación con los clientes (CRM, por sus siglas en inglés).

Modelo de desarrollo modular ofrece mayor flexibilidad

En 2010, Intel presentó su estrategia de plataforma común que permite que los procesadores Intel Itanium e Intel Xeon utilicen ingredientes comunes de plataforma, incluyendo chipsets, conectores y memoria. Esta estrategia le da a Intel la habilidad de aprovechar los puntos fuertes de las características RAS del Intel Itanium, para beneficiar a la familia del procesador Intel Xeon E7 y permitir que el Intel Itanium aproveche aun las eficiencias y la importancia de la economía a larga escala. Para la próxima generación de la familia de productos Intel Itanium, con nombre en clave “Kittson”, Intel empleará un modelo innovador para el desarrollo del Intel Itanium y del Intel Xeon, llamado “Modelo de Desarrollo Modular”. El modelo ampliará la estrategia común de la plataforma al compartir elementos del diseño de silicio y la compatibilidad del socket. El resultado para Intel es un camino aun más sustentable para llevar futuros procesadores Itanium al mercado. Además, los OEMs podrán desarrollar una única placa madre para ambas arquitecturas.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.