1

COMUNICACIONES MÁQUINA A MÁQUINA:LA PRÓXIMA FRONTERA PARA LAS REDES

A medida que nuestras redes conectan una cantidad cada vez mayor de personas en toda la región, éstas evolucionan de una herramienta de comunicaciones de persona a persona para convertirse en lo que Kevin Ashton denominó la Internet de las Cosas: un mundo donde muchas de las herramientas que utilizamos en nuestra vida cotidiana se comunican entre sí a fin de mejorar tanto nuestra eficiencia como las de nuestras organizaciones1. A esto se le conoce en el sector como las comunicaciones máquina a máquina (M2M, por sus siglas en inglés).

¿CÓMO SE UTILIZAN LAS COMUNICACIONES M2M?

En cuentas resumidas: probablemente se usan de más formas de las que usted se imagina. Además, la cantidad de dispositivos conectados en el mundo entero sigue creciendo. Según una investigación realizada por Machina Research en nombre de GSMA2, se espera que, para el 2020, la cantidad de dispositivos conectados alcance los 24 mil millones, casi el triple de la cifra de 9 mil millones de dispositivos conectados actualmente. Según el mismo estudio, el impacto económico del crecimiento de los dispositivos conectados será de aproximadamente USD $4,5 billones (millones de millones) para el 2020. Esto incluye todo tipo de aplicaciones para el consumidor, gubernamentales y de negocios, que abarcan desde aplicaciones de seguridad domésticas, aplicaciones comerciales basadas en la tecnología near field communications (NFC, por sus siglas en inglés), autos inteligentes y vida asistida, hasta la automatización de edificios, manejo inteligente de tráfico automotriz, soluciones de medición inteligente y Smart Grids para el sector eléctrico, supervisión industrial, atención del paciente a distancia, logística y transporte, inventario basado en la identificación de radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés), monitoreo a distancia y más, incluyendo aplicaciones que pueden operarse desde nuestros teléfonos inteligentes. A un alto nivel, las comunicaciones M2M ocurren cuando usted tiene un dispositivo que incorpora un sensor o medidor de algún tipo que capture, mida o rastree un evento u otra información, lo comunique a través de una red a otros dispositivos o a un punto central, y lo transforme en datos significativos que puedan ser procesados por otros dispositivos o por un operador humano. Esto puede adoptar muchas formas a través de múltiples sectores. En el campo de la atención médica o en e-Salud, por ejemplo, las comunicaciones M2M pueden utilizarse para monitorear los niveles de azúcar en la sangre u otros signos vitales clave en una población que está envejeciendo y que cada vez más quiere permanecer en su hogar. En el sector de los servicios públicos, el medidor inteligente y los Smart Grids son, en gran parte, posibles gracias a la comunicación inalámbrica entre los medidores inteligentes y las redes de servicios públicos, misma que contribuye con aumentar la precisión de las mediciones, pero también previenen el fraude. Con el crecimiento de la computación en la nube y la notable expansión de la capacidad de las redes inalámbricas, la cantidad y el tipo de dispositivos que teóricamente pueden conectarse han aumentado en una proporción igualmente impresionante. Aunque una gran cantidad de dispositivos M2M funcionan en redes 2G, Analysys Mason prevé que los dispositivos 2G/3G+ multimodales tendrán una participación cada vez mayor en el mercado y, o bien habrá que crear y mantener redes 2G dedicadas para M2M, o los dispositivos antiguos deberán ser eliminados de forma gradual mientras la reorganización del espectro se lleva a cabo, y se cierran los largos ciclos de vida de los dispositivos M2M3. Independientemente de la vía de evolución y actualización que elijan los negocios y los operadores de redes, ésta será una propuesta costosa que requiere un minucioso análisis y una prudente planificación a largo plazo. PREPARADOS PARA UN CRECIMIENTO ENFOCADO SIGNIFICATIVO Según Steve Hilton de Analysys Mason4, América Latina experimentará un crecimiento notablemente rápido en la implementación de las comunicaciones M2M, que eventualmente representarán el 9% de las conexiones M2M a nivel mundial. El analista espera una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR, por sus siglas en inglés) del 55% para la región entre el 2010 y el 2020, con un total de conexiones que aumentará de los actuales 2,3 millones a 187 millones para el 2020. Este crecimiento estará encabezado por Brasil, México, Argentina y Chile. Según Hilton, los sectores clave para el crecimiento serán los servicios públicos, la atención médica y la seguridad, seguidos por el transporte y la industria automotriz; Machina agrega que los sectores de automatización de edificios, manejo del tráfico e industria automotriz completarán esta lista. Los proveedores de soluciones M2M para usuarios finales también han dado su opinión sobre el mercado.5 Ellos creen que Brasil, México, Colombia y Argentina abrirán el camino, y Chile mantendrá su rol tradicional como un foco de innovación y adopción temprana. Los proveedores de comunicaciones M2M ven los sectores de transporte, servicios públicos y financieros como áreas clave para el crecimiento de M2M sobre las interfaces 3G y 4G que, sin duda, pondrán presión adicional sobre las redes móviles que ya luchan por mantenerse al ritmo de explosión de la demanda de banda ancha, impulsado por las aplicaciones del consumidor y de vídeo móvil sobre las redes 3G, HSPA+ y 4G LTE.

¿CUÁL ES EL PAPEL DE LAS REDES EN LAS COMUNICACIONES M2M?

Las redes son la plataforma subyacente para las comunicaciones M2M y su papel es unir a todos estos dispositivos y ponerlos al servicio de sus operadores humanos . Para que los dispositivos, concentradores e instalaciones centrales trabajen juntos, deben poder conectarse mediante redes alambradas o inalámbricas y, con el crecimiento de la computación en la nube y de los datos móviles, cada vez se hará más uso de las redes empresariales y de Internet para sostener el crecimiento significativo del tráfico que las comunicaciones M2M generarán. No todas las aplicaciones M2M son de corto alcance, las cuales usan tecnologías RFID o NFC. De hecho, podría decirse que las áreas de mayor crecimiento – la industria automotriz, logística, atención médica asistida y a distancia, servicios públicos y transporte– todas requieren redes de larga distancia funcionales para comunicar estos dispositivos. Sin importar si los creadores de aplicaciones deciden usar las redes públicas y comerciales, soluciones M2M dedicadas o de fibra propia de operadores de redes y de redes virtuales móviles (MVNO, por sus siglas en inglés), el hecho es que las redes globales, regionales y nacionales se verán afectadas, por lo que deben acelerar sus preparativos. A medida que la categoría se expande, grandes cantidades de datos cada vez más complejos se transmitirán en ambas direcciones a través de la red a velocidades vertiginosas. Es necesario garantizar la confiabilidad, seguridad y capacidad de respuesta –especialmente en el caso de las aplicaciones urgentes de importancia crucial, tales como las de atención médica. Además, a medida que los mercados de teléfonos móviles e inteligentes se acercan cada vez más a los puntos de saturación, los operadores tendrán que tener en cuenta la tecnología M2M como fuente adicional de nuevos negocios e ingresos. Mientras tanto, la computación en la nube está colocando grandes capacidades de computación y procesamiento en manos de un creciente número de negocios y organizaciones a través de la región, donde antes pocas organizaciones hubieran contado con los mismos recursos. La existencia de esta infraestructura bajo demanda, que además es geográficamente diversa, genera un entorno que favorece la creación de nuevas aplicaciones M2M que puedan funcionar mediante la nube, permitiendo que grandes cantidades de datos y capacidades de procesamiento se transmitan a través de redes privadas y comerciales. Una red bajo demanda y de alta capacidad es una infraestructura esencial necesaria para que el desempeño de la computación en la nube soporte aplicaciones M2M y comerciales críticas.

HAY QUE PREPARARSE AHORA PARA EL AUMENTO DE LA DEMANDA

El éxito de la tecnología M2M depende del desarrollo de múltiples elementos en el ecosistema, incluyendo la tecnología inalámbrica y el sistema de negocios, la conectividad en red que pone en contacto las máquinas y los sensores con la nube, la plataforma de computación en la nube y las aplicaciones de software que traducen la enorme cantidad de datos en inteligencia útil. El papel de los proveedores y operadores de red será proporcionar una infraestructura subyacente que prometa conexiones confiables de alto desempeño y baja latencia entre los sensores, así como entre los sensores y los centros de datos empresariales o basados en la nube, a fin de respaldar los volúmenes proyectados de tráfico de M2M. Y no hay duda de que se espera que el volumen de comunicaciones de M2M crezca, particularmente en los países con economías fuertes como Brasil, futuro anfitrión de dos de los eventos deportivos internacionales con mayores requerimientos de infraestructura en el mundo: la Copa Mundial FIFA 2014 y los Juegos Olímpicos 2016. Según la GSMA, Brasil es actualmente el cuarto mercado móvil más importante del mundo, con 260 millones de conexiones móviles activas, y cuyo ecosistema de datos móviles se encuentra en un período de rápido crecimiento. Se espera que la conectividad NFC y M2M se conviertan en elemento esencial de nuevos e innovadores servicios móviles, entre éstos, mCommerce, mMoney, mHealth, mEducation y Smart Cities.6 Según el mismo informe, la Copa Mundial FIFA 2014 y los Juegos Olímpicos 2016 sólo servirán para aumentar más esta demanda; se espera que la Copa Mundial genere más de un millón de conexiones itinerantes, y que el tráfico de datos aumente a un 300% de las tasas normales durante un período de ocho semanas. Brasil va a ser uno de los mercados que abra el camino en la demanda de datos y adopción de M2M; se espera que, para el 2018, el país alcance la cifra de mil millones de transacciones M2M.7 Berg Insight concuerda con esta observación, y mantiene que Brasil es el mercado más desarrollado de la región en términos de adopción de M2M, en una zona que cuenta con 6,6 mil millones de conexiones M2M8. América Latina tendrá una participación importante en la adopción global de M2M. Asimismo, con el aumento general de la demanda de datos móviles que se avecina en el 2014 y el 2016, los operadores deben enfrentarse a este desafío ahora. Es claro que los operadores y los proveedores de redes deben empezar a sentar las bases y a prepararse ahora, cuando ya se espera que el crecimiento y los acontecimientos mundiales venideros conlleven cargas sin precedentes (y preparen el camino para una renovación notable) sobre la red. Los operadores y los proveedores deben actuar rápidamente para mejorar la capacidad y el desempeño de las redes existentes, para que puedan ayudar a cumplir la promesa de la Internet de Cosas, mediante la cual cada persona y cada dispositivo estarán conectados de alguna forma.

por Fabio Medina, Gerente General y Vicepresidente de Ventas de América Latina, Ciena

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.