1

Aparecen los primeros candidatos para suceder al CEO de Intel

Los ejecutivos que fueron promovidos el lunes podrían ser los siguientes en la lista, continuando con la tradición de Intel de buscar a un líder dentro de la compañía.

Los tres ejecutivos que fueron ascendidos el lunes son las principales cartas para reemplazar a Paul Otellini como el CEO de la compañía, según fuentes cercanas a la empresa fabricante de chips.

Otellini se retirará en mayo como el CEO y director tras 40 años al frente de la compañía, dijo Intel el lunes. Él pasó 8 de esos años como CEO. El sucesor de Otellini tendrá el reto de mantener a Intel como el líder en el mercado de las PC mientras trata de hacer frente a ARM en el mercado móvil.

La CFO de la empresa, Stacy Smith, el Vicepresidente Senior y el Gerente de Software, Renee James, y el COO Brian Krzanich fueron nombrados vicepresidentes. La junta de directores mirará tanto dentro de la compañía como fuera por candidatos, pero estos ascensos no son coincidencias, según las fuentes.

Intel nunca ha contratado a un candidato externo como CEO. Craig Barret, Andry Grove y los fundadores Gordon Moore y Robert Noyce llegaron luego de ya estar en la empresa. Otellini, ahora de 62 años, sucedió a Barret en 2005, y su decisión de salir del cargo fue una sorpresa, considerando que estaba cerca del retiro obligatorio a los 65 años.

De los candidatos potenciales, los que major se ven dentro de la empresa son Smith y Krzanich, dijo Brookwood, analista principal en Insight 64. “Stacy ha demostrado grandes habilidades para comprender la compañía”, dijo Brookwood, comparando a Smith como “un joven Andy Bryant”, que es el presidente de la compañía. Smith también es un gran comunicador.

Otro candidato interno que podría ser considerado es Dadi Perlmutter, un vicepresidente ejecutivo que se encarga de Intel Architecture Group, responsable por el diseño de los chips. Candidatos externos como Pat Gelsinger, un ex ejecutivo de Intel y ahora CEO de VMware podrían ser considerados para el rol, pero los analistas opinan que es improbable que Gelsinger regrese a Intel.

Otellini se convirtió en CEO de Intel cuando la empresa estaba perdiendo mercado con AMD. Él puso en práctica una estrategia agresiva para actualizar los chips cada año, lo que redujo los ciclos de producción. Pero Otellini también cometió errores, entre ellos, no entrar rápido al mercado móvil, y la estrategia de la empresa para el mercado de las ultrabooks también ha decepcionado.